scorecardresearch

Yuncler y Recas buscan bajar el IBI con revisión catastral

J.M.
-

El alcalde de Yuncler confía en una bajada general de entre el 10 y el 15 por ciento en el impuesto. Los ayuntamientos pueden hacer la solicitud cada 10 años

Yuncler y Recas buscan bajar el IBI con revisión catastral

Dos ayuntamientos de la provincia, Yuncler y Recas, han anunciado recientemente que han solicitado a la Gerencia del Catastro una revisión a la baja de los valores catastrales para que haya una reducción del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) y un ajuste a la coyuntura presente. Estas actualizaciones, con la nueva ponencia de valores para el año 2022, están permitidas tras el transcurso de un periodo de 10 años desde la anterior.

«Al ser la base imponible (el valor catastral) más bajo (cifra fundamental para el cálculo del impuesto), permite que el IBI pueda bajar. Por tanto, el año que viene, está previsto que el IBI baje», explicaba a los vecinos el Ayuntamiento de Recas a principios de septiembre. De esta manera, apostilla que la decisión del Consistorio sagreño busca «una bajada de valores que beneficie a la gran mayoría de los vecinos de Recas, ya que repercute directamente en el importe del pago del recibo del IBI, reduciendo así la presión fiscal que sufren los vecinos».

El Ayuntamiento de Yuncler, localizado apenas a 10 kilómetros, ha hecho una maniobra parecida. En este sentido, el alcalde, Luis Miguel Martín, prevé una repercusión general de entre el 10 y el 15 por ciento del coste anual del IBI en los hogares. Se trata de una localidad que aprobó precisamente el Plan de Ordenación Municipal hacia el año 2009.

Una vez terminado el procedimiento de valoración del municipio, la Gerencia del Catastro está comunicando por carta a los propietarios catastrales el nuevo valor catastral para el año 2022. Para obtener la notificación solo tiene que acceder, antes del 27 de septiembre, a la sede electrónica del Catastro( www.sedecatastro.gob.es) entrar en el enlace ‘Mis notificaciones’ e identificarse mediante su certificado electrónico, o bien a través de la clave de acceso que viene en la carta, tal y como detalla el Ayuntamiento sagreño. También se puede hacer de manera manual en las administraciones públicas.

Las aprobaciones del POM se hicieron en plena ola de incremento de los valores de la vivienda, antes del descalabro de la crisis económica, una circunstancia que no es general a día de hoy. «Lo suyo es que sea lo más real posible», explica al respecto el alcalde. No obstante, habrá viviendas cuyo valor catastral haya aumentado después de 10 años.

«Esta nueva ponencia de valores, que impulsa el Ayuntamiento, arroja unos valores catastrales menores a los de estos últimos años, ya que la realidad actual está por debajo de la última vez que se hizo en 2011», detalla por su parte el Ayuntamiento de Recas.