El paro baja en abril por el tirón del sector servicios

Á. de la Paz
-
El paro baja en abril por el tirón del sector servicios - Foto: Víctor Ballesteros

La provincia de Toledo cierra el cuarto mes del año con 61.129 parados, 361 menos que en marzo y más de 5.000 respecto a 2018. Buen dato entre los menores de 25 años, aunque la contratación y los cotizantes caen

El paro continuó descendiendo en la provincia de Toledo y encadenó el pasado abril su segundo mes consecutivo de bajada, tras el leve repunte de febrero. Según las estadísticas publicadas por el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), en la provincia hay 61.129 parados, una cifra cada vez más alejada de los máximos marcados durante la pasada crisis económica. El desempleo cae en 361 personas respecto a marzo, aunque la profundidad de la reducción se hace más palpable en términos interanuales, con 5.192 inscritos menos.
El tirón del sector servicios explica el descenso en el número de parados en el último mes. Las actividades ligadas al comercio, la hostelería o el transporte restaron 406 parados. La contratación, vinculada a la Semana Santa, fue especialmente intensa en este ámbito económico. La agricultura y la construcción, por su parte, añadieron desempleados a la lista. El sector industrial registró una leve reducción de 18 personas. El colectivo formado por las personas sin empleo anterior cayó en 104 parados.
Una de las mejores noticias que dejó la publicación de las cifras mensuales del paro vino de la bajada en el número de menores de 25 años parados. Un total de 256 personas en esta franja de edad  abandonaron su situación de desempleo en abril. Los toledanos más jóvenes fueron el principal grupo beneficiado por la buena marcha del empleo. La caída en el resto de edades, desde los 25 años y hasta el final de la vida laboral, es más baja (105 personas menos) pese a ser más nutrida.
La caída del paro llevó el número de inscritos a su cota más baja en este mes en los últimos años. Sin embargo, la diferencia entre hombres y mujeres se sigue reduciendo muy lentamente y en abril la brecha volvió a ampliarse. En la provincia hay 21.503 parados y 39.626 paradas. El mes pasado, 194 hombres y 167 mujeres encontraron trabajo en Toledo.
La afiliación a la Seguridad Social volvió a caer. Respecto a marzo, y tomando como referencia la media del mes, Toledo contó con 228.127 cotizantes, 307 menos que el mes pasado. Por su parte, el volumen de trabajadores en la región y en el conjunto de España sí aumentó. 
Los datos relativos a la contratación también evidenciaron una minoración: se firmaron casi un centenar (93) de contratos nuevos entre el cuarto mes del año y el anterior. El descenso en términos interanuales alcanzó las 1.337 altas, algo más de siete puntos porcentuales. La provincia sí sumó un contrato indefinido más entre marzo y abril, hasta los 1.952.
Baja en las ciudades. Tanto Toledo como Talavera redujeron sus cifras de parados el mes pasado. Los desempleados en la ciudad más poblada de la provincia cayeron por debajo de la barrera de los 5.000: la capital regional cerró abirl con 4.916 personas en esta situación. En Talavera de la Reina el paro se redujo con fuerza: la ciudad de la cerámica eliminó 148 parados, hasta los 10.097. 
El desempleo también cayó en Illescas (2.138 parados, uno menos que en marzo); Seseña (1.732, 38 menos) y Torrijos (1.278, 39 menos).