scorecardresearch
Fernando Díez Moreno

Política y Humanismo

Fernando Díez Moreno


La dignidad de la persona (II)

28/03/2022

En la colaboración anterior habíamos mantenido que para el humanismo cristiano hay un concepto básico, un punto de partida, para comprender lo que sea la dignidad de la persona. Y es el que el hombre ha sido creado a imagen y semejanza de Dios. Citábamos al respecto diversos textos de la Biblia.
Y del tratamiento del hombre imagen de Dios en el Antiguo (AT) y en el Nuevo Testamento (NT), podríamos sacar las siguientes conclusiones.
1ª. La creación del hombre por Dios forma parte de la Revelación, que le ha sido dada, a diferencia de la Salvación que es una gracia que se adquiere o no, libremente, a través de Cristo y del Espíritu Santo.
2ª. En el AT la creación del hombre muestra una voluntad particular y específica de Dios ('hagamos').
3ª. En un primer momento 'imagen' significa que el hombre fue dotado de cualidades para colaborar con Dios en el dominio de la creación; significa también un cierto derecho a la inmortalidad y reflejo de la bondad de Dios, como una de las propiedades de la Sabiduría.
4ª. Las diferencias entre imagen y semejanza pueden interpretarse de varias maneras. En el AT predomina la dimensión natural de dominio; en el NT predomina la dimensión sobrenatural: Cristo imagen de Dios Padre, como imagen visible de Dios e imagen perfecta de Dios.
5ª. En el AT la 'imagen' tiene además una connotación moral, fundamento de la relación del hombre con el prójimo: deber moral de respeto al hombre, como reproducción de Dios.  El hombre es colocado por encima de las demás cosas creadas, y solo la imagen y semejanza se predica del hombre y no de los demás seres creados.
6ª. El hombre es definido al ser creado a 'imagen y semejanza', lo que le impide quedar reducido a algo puramente mundano. La creación completa y definitiva de hombre se expresa en la comunión de personas que desde el principio forman el varón y la mujer.
Hasta ahora hemos afirmado que el hombre ha sido creado a imagen de Dios. Pero ¿qué es la imagen? Desde luego, no es la imagen física, no es una foto, ni una fotocopia, no es la imagen corporal. Entonces ¿qué es? Veamos algunos testimonios.
San Bernardo dice que en los escritos de los Padres (la Patrística) no se encuentra una precisión de lo que sea la imagen: dignidad, naturaleza espiritual, inteligencia, libertad, cualidades del alma, etc. No se quiere limitar la imagen de Dios a una parte concreta del hombre. Hoy la imagen se entiende como una afirmación del destino del hombre: dominar el mundo. Y que la diferencia entre imagen y semejanza no aparece con claridad. Imagen es la razón, la libertad, la grandeza del alma. Semejanza es la virtud o rectitud como cualidades del alma. La imagen es un don de la naturaleza ('vivere'); mientras que la semejanza es un compromiso desde la libertad de ser bueno ( 'bono vivere').
Otros testimonios serán los del Concilio Vaticano II; el del Papa San Juan Pablo II; o el del Catecismo de la Iglesia Católica, pero a ellos nos referiremos en la próxima colaboración.