scorecardresearch

El botellón seguirá prohibido en Toledo hasta fin de pandemia

J. Monroy
-

La Comisión de Movilidad retira el punto en el que iba a estudiar si derogaba la medida, dado que continúan el coronavirus y los muertos, «no es broma»

El botellón seguirá prohibido en Toledo hasta fin de pandemia - Foto: Yolanda Lancha

El consumo de alcohol en la calle, lo que comúnmente se conoce como botellón, va a continuar prohibido en todo Toledo, dado que ni la Organización Mundial de la Salud, ni el Gobierno de España, mucho menos el Ayuntamiento, han decretado el fin de la pandemia que motivó esta medida. El debate sobre esta medida provisional estaba incluida en el orden del día de la Comisión de Movilidad, que se celebró este jueves, lo que había levantado ciertas expectativas y polémicas, pero a la postre el asunto se retiró, porque que no ha habido ningún cambio desde la anterior vez que se trató y el riesgo sanitario no ha desaparecido, «siguen la Covid, siguen los muertos y no es broma».

Dado que existió unanimidad entre todos los grupos políticos respecto a la necesidad de que continúe la prohibición del botellón, el debate en la Comisión se centró en las formas del equipo de Gobierno, más que en el fondo.

El concejal de Movilidad, Juan José Pérez del Pino, explicó que se había incluido la propuesta de levantar la prohibición total en el orden del día dado que se había quedado sobre la mesa en la sesión de diciembre, lo que entendió que se traducía en retomar el debate en la siguiente ocasión. Pero eso no quería decir que el Gobierno quisiera levantar la medida. Si alguien ha entendido otra cosa, entonó el mea culpa. Según recordó, la denominada como ordenanza Antibotellón, que prohibe estas prácticas en los barrios del Casco y Santa Teresa, contempla la posibilidad de ampliarlo a toda la ciudad bajo circunstancias extraordinarias, como el coronavirus. Así se acordó en julio de 2020 y así va a seguir siendo, apuntó, porque la pandemia no ha concluido oficialmente.

Tras estas explicaciones, el 'padre de la criatura', Juan José Alcalde, concejal que promovió la ordenanza Antibotellón, pidió su cumplimiento al equipo de Gobierno. Así, pidió las actas de la Comisión de Seguimiento, que según ordenanza se debe reunir cada seis meses y es algo obligado. A su juicio, la falta de convocatorias ha hecho que «perdamos un tiempo muy importante». Alcalde insistió en que hay más cosas en ordenanza que no se cumplen, «y si nosotros no cumplimos, no podemos pedir a ciudadano que lo haga».

Alternativas de ocio. Desde Ciudadanos, Julio Comendador entendió que es un error por parte de Presidencia incluirlo en el orden del día de la Comisión este asunto sin consultar a los grupos, «porque produce confusión en ciudadanía». Más allá de la prohibición, apuntó que el Ayuntamiento debe ofrecer otras alternativas para jóvenes, y solucionar así el problema de los botellones, no prohibirlo. Porque a pesar de la prohibición los botellones se han seguido produciendo estos meses.

Ante esa petición, Pérez del Pino recordó que Juventud está ofreciendo a los toledanos alternativas al ocio más sano.