Tolón no se conforma con los 2,5 millones del superávit

J.S.
-

La alcaldesa y vicepresidenta de la FEMP pide a Ábalos que recupere el fondo para el transporte urbano. Recuerda que el bloqueo del PPy Cs al Decreto de los remanentes ha hecho perder al Ayuntamiento de Toledo entre 10 y 15 millones

Milagros Tolón, alcaldesa de Toledo, en la reunión telemática de los portavoces de la FEMP.

El Ayuntamiento de Toledo ha perdido la oportunidad de contar este año con entre 10 y 15 millones de euros adicionales para gestionar las consecuencias de la pandemia en la ciudad y deberá conformarse con disponer de 2,5 millones de euros provenientes del superávit de 2019 si finalmente sale adelante la intención del Gobierno central de suspender la regla de gasto durante 2020 y 2021 para que los ayuntamientos puedan disponer de estos fondos tras no ser convalidado el Decreto sobre los remanentes municipales en el Congreso al votar en contra el PPy el resto de partidos de la oposición en bloque.
El bloqueo de los remanentes tiene importantes consecuencias económicas para ayuntamientos como Toledo que seguirá  teniendo 27 millones de euros a ‘plazo fijo’ en los bancos sin poder utilizar. En una sola votación el Ayuntamiento de Toledo vio cómo se volatilizó el dinero procedente de la cesión de los remanentes (3,15 millones de euros). No sólo eso. A esta cantidad habría que haber sumado su parte en el reparto del fondo de los 5.000 millones de euros que el Gobierno  central iba a entregar a los ayuntamientos que decidieran de forma voluntaria depositar sus remanentes en el Tesoro Público cifrado entre 4,5 y 7,2 millones de euros. Y a ambas cantidades habría que añadir el dinero proveniente del  fondo para subvencionar el transporte público, del que el Ayuntamiento de Toledo ha calculado que recibiría 1,4 millones de euros.
«El pasado jueves los ayuntamientos españoles teníamos 15.000 millones sobre la mesa y hoy no tenemos nada», explicaba ayer la alcaldesa de Toledo y vicepresidenta de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), Milagros Tolón, en la reunión telemática con los portavoces de la FEMP, a la que también asistieron alcaldes como el de Zaragoza, portavoz de los alcaldes que se manifestaron en contra del Decreto elaborado por Montero y que contaba con el respaldo de la mayoría de la FEMP.
«No sé lo que a cada uno de vosotros os importan vuestras respectivas carreras políticas, pero a mí me importan los ciudadanos de Toledo», argumentaba Tolón al resto de alcaldes con los que se reunió telemáticamente en la mañana de ayer. A ellos les urgió a llegar a un acuerdo porque «quedan tres meses para terminar el año y si el acuerdo no llega antes, todo lo que tenemos para 2020 lo perderemos».
Tolón, que ha estado negociando durante todo el fin de semana para reconducir la situación y lograr todos los fondos posibles, espera también salvar el fondo para financiar el déficit del transporte urbano. En lo que va de año, el número de viajeros en los autobuses urbanos se ha reducido en toda España a casi  la mitad con respecto a los siete primeros meses de 2019.  La necesidad de este fondo, incluido en el Decreto que decayó el pasado jueves, fue esgrimida por la alcaldesa de Toledo al ministro de Fomento, José Luis Ábalos, durante una reunión que la Comisión de Movilidad de la FEMP.
Asimismo, la vicepresidenta de la FEMP trasladó a Ábalos la necesidad de recuperar y de incrementar las frecuencias del AVE, así como el apoyo a las áreas metropolitanas de Toledo y Talavera. así como al transporte interurbano, especialmente al de las ciudades cercanas a grandes urbes españolas como Madrid, barcelona y Valencia.