scorecardresearch

El Juli y Ventura se unen al estreno de Rufo como matador

Leticia G. Colao
-

Los toros vuelven hoy a La Caprichosa por San Mateo, y lo harán con una corrida mixta organizada por la empresa Hersango en colaboración con el Ayuntamiento.

El Juli y Ventura se unen al estreno de Rufo como matador

La Caprichosa vuelve a tomar vida hoy sábado, en una corrida mixta organizada por Hersango donde el pepinero Tomás Rufo será uno de los grandes atractivos. No será el único en la histórica plaza de toros de Talavera, ya que junto a él tomarán el coso el rejoneador Diego Ventura y el diestro ‘El Juli’.

Además de la vuelta del espectáculo taurino tres ferias después, todas suspendidas por el Covid,  hoy será un día especial en la ciudad, ya que el sábado pasado Tomás Rufo tomó la alternativa en Valladolid, y llega a La Caprichosa tras hacer cortado cuatro orejas en su esteno como matador

Antonio Rubio, uno de los empresarios de la plaza, destacó lo «atractivo» del cartel que reúne experiencia y juventud al contar con dos grandes de los ruedos como El Juli y Rufo, «talaverano de la comarca», y el rejoneador Diego Ventura.  

El del hoy «es un cartel de partida para tirar hacia adelante» después de los duros tiempos de la pandemia, y lo hará «la plaza más importante de Castilla-La Mancha, por todo lo ocurrido aquí», dijo.

Tomás Rufo participó en la presentación y agradeció la organización de la corrida, con un cartel «para que Talavera vuelva a tener el nombre que tuvo». Y todo, destacó, con el «magnífico escaparate» de la Basílica del Prado de fondo, «pocas plazas tienen ese escaparate», dijo.

Consciente de la importancia que tendrá para él y su carrera esta actuación en La Caprichosa, deseó que la vuelta de los toros a San Mateo «sea el principio de algo importante, y que yo pueda vivirlo como matador de toros».

«Cariño» de la ciudad. Por su parte, la alcaldesa de Talavera subrayó que la plaza de toros acogerá una actividad más de las que se desarrollarán por San Mateo, aunque insistió en que las de este año no serán «unas ferias al uso». Con todo, por la vuelta de los toros y por el esfuerzo de la empresa organizadora, pidió todo el «cariño y arrope» de la ciudad, la comarca y provincias y comunidades próximas.

García Élez recordó la necesidad de ir «retomando la normalidad», además de ser muy beneficioso para la ciudad. Este tipo de actividad, dijo, «generan crecimiento económico y creación de empleo», porque toda esa gente que viene a una corrida a Talavera, también viene a conocernos, a consumir y a comprar», finalizó.

San Mateo volverá a tener toros pero lo hará con todas las medidas de seguridad, por lo que apeló a la responsabilidad colectiva. Entre ellas, el límite de aforo, que permitirá una entrada del 75 por ciento, alrededor de 5.600 espectadores, a quienes se ofrecen «precios populares».