Seseña remunicipalizará la piscina cubierta

Redacción
-

Inician un procedimiento de resolución de contrato con la empresa que la gestiona por falta de pagos. Los vecinos siguen trasladando quejas por las deficiencias en el servicio e instalaciones. Se encomendará su gestión a la empresa municipal Selymsa

Las instalaciones de la piscina albergan también un gimnasio. - Foto: La Tribuna

Uno de los nexos de los tres grupos políticos que conforman esta legislatura el equipo de Gobierno de Seseña es la municipalización de los servicios. Y en esta materia tienen por delante dos asuntos de vital importancia:  el complejo de la piscina cubierta y la empresa pública municipal Selymsa.
En el caso de la piscina cubierta, han tenido que afrontar unas importantes deudas en el pago de suministros -gas y luz- que la empresa que la gestiona no abonaba  (pese a un acuerdo a su favor por parte de la anterior Corporación por la que el Consistorio se hacía cargo del 60% de estos gastos) y que llevó a las compañías suministradoras a amenazar con la interrupción del servicio, de hecho estuvo algunas semanas cerrada la piscina por este motivo. Esta deuda, después de los trámites legales correspondientes de reclamación de cantidades a la empresa e interposición de un procedimiento de resolución del contrato, ha sido abonada -por parte del Ayuntamiento- y por tanto el servicio se sigue prestando por parte de esta empresa hasta que concluya el proceso legal y el Ayuntamiento recupere la gestión de este espacio en el que también se ofrecen otros servicios como gimnasio y otras actividades.
El edil de Deportes, José Antonio Jiménez, confía en que el proceso judicial se dilate lo menos posible para poder iniciar el proceso de municipalización. Respecto a la plantilla, señala que en la actualidad no disponen de ninguna información que les permita ir valorando las condiciones que pueden ofrecerse pero afirma que se hablará con todos y se contará con todos para el proceso de remunicipalización.
El objetivo, dar continuidad a estos servicios a los que acuden una gran cantidad de usuarios, incluso de otros municipios, porque son unas excelentes instalaciones.
En este sentido, unas de las vías que explorarán será la integración de este complejo deportivo y su personal a la empresa Selymsa mediante una encomienda de gestión, ya aprobada en Pleno, ya que no pueden asumir como trabajadores propios a esa plantilla dentro del Instituto Municipal de Deportes (IMD). Con esta medida se abaratarían costes y se mejorará la gestión.
Mientras tanto, los usuarios siguen transmitiendo a los responsables municipales sus quejas respecto a las deficiencias de las instalaciones que, quizá con miras a que la resolución del contrato llegue más pronto que tarde, no reponen, por ejemplo, elementos  que se van estropeando.
Al respecto, y fruto de esas quejas, el Consistorio lanzó un comunicado a través de las redes sociales en el que señala que «dado el aumento de quejas recibidas por el cada vez más deficiente mantenimiento de las instalaciones de la piscina cubierta y gimnasio Municipal, se ha procedido por parte del Ayuntamiento a dar aviso y recordar a la empresa concesionaria que, mientras no se resuelvan las alegaciones que han presentado en cuanto a la resolución del contrato, siguen siendo los concesionarios los responsables de mantener en perfecto estado de uso la maquinaria, equipación e instalaciones en general para ofrecer un adecuado servicio a los usuarios de la instalación». Avisa el Ayuntamiento que además se reserva «el derecho a tomar las acciones legales pertinentes si esta situación persiste».
Si la piscina cubierta pasara a ser gestionada por Selymsa, esta empresa pública tendría un balón de oxígeno para mirar al futuro. Y es que Selymsa afrontar un problema de liquidez y descuadre presupuestario con pérdidas económicas por lo que ya se ha inyectado dinero. Unas deudas que impiden plantear un funcionamiento óptimo en los servicios que presta (limpieza de edificios consistoriales y del viario público así como conservación de todos los parques y jardines del municipio).
 Por eso, se aprobó la posible encomienda de la gestión de la piscina, y se abordará la de los parques caninos, el mantenimiento de fuentes y otros servicios que se están llevando a cabo empresas externas para suprimir ese gasto, reorganizar los servicios, mejorar las condiciones del personal y optimizar los servicios.