Los 1.100 romanos del colegio San Juan Bautista

Á. de la Paz
-

El centro católico celebró la Jornada Romana, un evento cultural con yincanas, talleres y juegos en el que participaron sus 800 alumnos, el claustro de profesores y una nutrida presencia de madres y padres

Los 1.100 romanos del colegio San Juan Bautista - Foto: David Pérez

El patio del colegio San Juan Bautista acogió la celebración de la Jornada Romana, una evento cultural en el que participaron unas 1.100 personas, incluyendo los ocho centenares de alumnos del centro católico, el claustro de profesores y las familias de los estudiantes. Sor Isabel Herrera, directora pedagógica del centro y ataviada, excepcionalmente, de romana, aplaudió la excelente acogida de una iniciativa que abre las puertas de la escuela a toda la comunidad educativa. 
«Cada año hacemos una jornada cultural», explicó la religiosa de la orden de las Hija de la Caridad. En la primera edición, el colegio utilizó la Edad Media como el eje histórico sobre el que desarrollar diferentes actividades lúdicas que tienen como objetivo la enseñanza transversal de diferentes aspectos curriculares. Posteriormente, y aprovechando la presencia del estilo en la arquitectura del contiguo Hospital de Tavera, se tomó al Renacimiento como argumento. El acontecimiento escogido en 2019 tiene a Roma de protagonista. «El Imperio Romano es un tema más amplio que nos permite abarcar niños desde los tres años hasta cuarto curso de secundaria», dijo Herrera.
«Hoy es la puesta escena de lo que hemos trabajado», aseguró Herrera. La preparación de los diferentes talleres, yincanas y juegos se realizó a lo largo del segundo trimestre y contó con el apoyo de muchos padres y madres. 
Los alumnos se distribuyen en tres grupos: infantil y primer de ciclo de primaria, resto de primaria y secundaria. Cada uno de los colectivos trabaja en el desarrollo de unas propuestas diferentes.
En el patio del colegio, los alumnos disfrutaban de deporte adaptado a los usos de la época, de una muestra de perfumería y juegos de estrategia o de un photocall por el que sus rostros se incorporaban a los cuerpos de Julio César y Cleopatra.
«Hemos empezado la inauguración de la jornada con un pregón de Julio César», indicó la directora del San Juan Bautista. En esa alocuación, el más alto gobernante de Roma remomora «lo que el vivió como joven militar de la República» e invita a Cleopatra a la ciudad. Ella, por su parte, «recuerda los viajes de Julio César a Toledo»