scorecardresearch

Canibalismo en las granjas de porcino por la falta de pienso

LT
-

Los ganaderos de la provincia denuncian la muerte de sus cerdos por la carestía de comida, según informa Asaja. El estrés por la escasez de alimento se traduce en actitudes agresivas por parte de los animales.

Canibalismo en las granjas de porcino por la falta de pienso

Ganaderos de porcino de la provincia de Toledo han expresado su preocupación y desesperación ante el goteo de muertes en sus granjas a causa de la falta de pienso. El estrés por la escasez de alimento se traduce en actitudes agresivas por parte de los animales, dirigidas especialmente contra los más débiles, peleas y ataques que derivan en muertes en algunos casos y que, en otros, terminan con animales heridos, según informa Asaja.

La muerte se produce, principalmente, por la ansiedad a la que se ven sometidos los cerdos, dándose también algunos casos de canibalismo.

Los ganaderos muestran su desesperación ante esta situación y por la imposibilidad de aislar a todos los animales. En este sentido, una de las ganaderas afectadas relata como, aparte de tener las zonas de enfermería (necesarias en toda granja para atender a los animales enfermos) llenas, ha habilitado varios corrales para intentar proteger a los más débiles, pero "es imposible separarlos a todos", lamenta. Esta ganadera ha intentado tranquilizar a sus animales echándoles hierba y productos que, aunque no les sacian ni suplen las carencias alimenticias y nutricionales, les ayudan a bajar los niveles de estrés.

Canibalismo en las granjas de porcino por la falta de piensoCanibalismo en las granjas de porcino por la falta de pienso

La situación es crítica. La huelga del transporte, iniciada el 14 de marzo, ha dejado sin materias primas a los almacenes y a las fábricas de alimentación animal, y la actuación de los piquetes ha dificultado la salida de cereales de los puertos. En este sentido, a lo largo de la semana han salido convoyes de camiones fletados por ganaderos, cooperativas y fábricas de pienso de la provincia, y custodiados por la Guardia Civil, con destino al puerto de Cartagena, pero el abastecimiento es muy insuficiente para alimentar a toda la cabaña ganadera de la provincia.

Las fábricas y cooperativas de pienso están prácticamente vacías, por lo que los pocos camiones que han llegado esta semana a la provincia, con una capacidad media de unos 25.000 kilos por camión, apenas han mitigado las necesidades del sector ganadero. En este sentido, una granja media de porcino de cebo, de unos 1.000 animales, precisa unos 400 kilos de pienso al día y, en el caso del vacuno, esta cifra sube a más de 10.000 kilos para una explotación de mil cabezas.

Por otro lado, el temor a sufrir daños en los vehículos está dificultando encontrar a camioneros dispuestos a ir en los convoyes de los ganaderos.

Asaja Toledo reconoce la legitimidad de la protesta de los transportistas, un sector que, como el agrario, no puede seguir trabajando a pérdidas por la subida del combustible, que está gravado con un 50% de impuestos.

No obstante, en el caso de los animales se trata de una situación de emergencia a la que no se está dando solución. La organización agraria denuncia la inacción por parte del Ministerio del Interior, al que exige que actúe para asegurar unos servicios mínimos que garanticen la cobertura de las necesidades de alimentación de nuestra cabaña ganadera y evitar, así, que los animales mueran de hambre.