scorecardresearch

Ribera cree que Toledo sabrá pronto si es zona catastrófica

M.G
-

La ministra para la Transición Ecológica visita Azucaica y Santa Bárbara para conocer los daños de la DANA y asegura que la solución pasa por el trabajo conjunto de las administraciones. Avanza que los técnicos de la CHT están ultimando los estudios

Ribera cree que Toledo sabrá pronto si es zona catastrófica - Foto: David Pérez

«Habrá que pensar qué hacer para que los desbordamientos no ocurran». Así lo ha expresado la vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico hace poco más de una hora tras visitar  junto a la alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón, el arroyo de Azucaica, poco antes de desplazarse al barrio de Santa Bárbara para comprobar también los efectos de las inundaciones por el arroyo de la Rosa.

Ribera ha asegurado que la búsqueda de soluciones requiere «la actuación conjunta» de todas las administraciones, pero también ha dejado claro que las intervenciones para encauzar arroyos, para poner en marcha medidas de contención y otras que ayuden a mitigar el efecto de posibles lluvias torrenciales que van a repetirse con más frecuencia por el cambio climático exige tiempo, ya que algunas pueden realizarse «con rapidez», pero otras son más complejas y tardarán más en estar operativas.

En principio, lo urgente, en su opinión, es contar con los correspondientes estudios técnicos de la Confederación Hidrográfica del Tajo (CHT) sobre «los distintos arroyos y el conjunto de zonas inundables», el punto de partida para comenzar a trabajar en ofrecer soluciones. Además, Ribera considera esencial -así lo ha puesto de manifiesto más de una vez- la coordinación entre administraciones y ha comentado que el Ministerio del Interior también está trabajando con celeridad para emitir «una respuesta cuánto antes» sobre la declaración de Toledo como zona catastrófica tras el paso de la DANA a primeros de septiembre.

Si bien, no se ha atrevido a cuantificar los daños, aunque ha reconocido que la factura «será cuantiosa». Aun así, la alcaldesa ya comentó hace días que las reparaciones sumarán cuatro millones de euros.

Si bien, la ministra para la Transición Ecológica no ha detallado en qué consistirá la intervención en Azucaica ni las que se precisan en tres zonas de la ciudad, la senda ecológica, y las que rodean a los arroyos de la Rosa, en Santa Bárbara, y el de la Degollada. Lo único que ha explicado al respecto que las mejoras que puedan llevarse a cabo deben realizarse «con cuidado y rigor técnico».

Por su parte, Tolón ha repasado lo que sufrió Toledo con las lluvias torrenciales y el esfuerzo de los distintos servicios para que la ciudad recobrara prácticamente la normalidad en 48 horas. Si bien, ha remarcado los destrozos que mantiene la senda ecológica, que exige un proyecto que pondrá en marcha el Ayuntamiento, con un coste que rondará los dos millones de euros.

En este caso, ya se había previsto hace meses una actuación medioambiental de regeneración en la senda, desde la Fábrica de Armas hasta el Puente de Alcántara, pero el anuncio de la alcaldesa durante el pasado Debate del Estado del Municipio se ha quedado corto por las consecuencias de las inundaciones, que exigen una inversión adicional.

Tolón confía que el Gobierno de España eche un mano a Toledo tras las inundaciones. De hecho, ha vuelto a recordar que tras la tromba de agua recibió de inmediato la llamada del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y de la ministra Ribera mostrando su apoyo y su compromiso en la búsqueda de soluciones, entre las que hay que incluir la limpieza asidua de los cauces de los arroyos como medida preventiva.