Un talaverano firma la imagen original de la polémica

Leticia G. Colao
-

El fotógrafo Ignacio Pereira es autor de la fotografía de la Gran Vía vacía que Vox, sin permiso, llenó de ataúdes para atacar al Gobierno. «Fue una sensación muy desagradable»

Un talaverano firma la imagen original de la polémica

Es la imagen de los últimos días, por lo que representa y porque la fotografía original, sin montaje, ha sido robada sin permiso de su autor, el fotógrafo talaverano Ignacio Pereira. Ni siquiera es una fotografía actual, de la pandemia, sino que fue tomada en 2019 y forma parte de un original proyecto titulado Kenopsia que consiste en retratar o editar digitalmente instantáneas para recrear espacios que normalmente están llenos de gente, completamente vacíos.
Se trata de la fotografía de la Gran Vía desierta, con un único trabajador de Glovo por sus calles, que Vox ha tomado sin permiso para su campaña política contra el Ejecutivo central y ha llenado de ataúdes en un controvertido montaje. El partido de Abascal dice, en un tweet, que «esta (imagen) retrata perfectamente el dolor de esta tragedia que el Gobierno y sus satélites mediáticos pretenden ocultar», pero no saben que como obra tiene derechos de imagen y un autor al que al menos deberían haber pedido permiso.
Tras la polémica surgida por lo cuestionable del resultado y de las formas para llegar a ello, Pereira exigió en sus redes sociales que la foto sea retirada «inmediatamente» del perfil de Vox, y aclara que aunque hubieran solicitado autorización, no la hubiera dado «ya que el montaje desvirtúa la esencia de esta obra de arte».
Un talaverano firma la imagen original de la polémicaUn talaverano firma la imagen original de la polémicaConoció la polémica por un amigo que le avisó de que su imagen estaba en Twitter con otro sentido muy diferente al original. En principio asegura que no sabía lo que era, incluso le parecían bolardos, pero al comprobar que eran féretros tuvo una «sensación muy desagradable, me pareció muy provocativo», explica a La Tribuna.
En seguida respondió al tweet de Vox reclamando la autoría y pidiendo su retirada ante su mal uso pero desde el partido, su director de Comunicación, curiosamente otro talaverano, ManuelMariscal, contestó asegurando que el montaje no lo habían hecho ellos, sino que solamente ayudaban en su difusión. Aún así, el fotógrafo comprendió que podía ser un error que se enmendaría con su eliminación, aunque dos días después, Vox continúa con la imagen en su perfil, ya con más de 11.300 likes y casi 9.000 comentarios. «Una cosa es un error pero esto ya es arrogancia», dice, en un acto que considera «un asalto a mano armada».
Así las cosas, Pereira ya ha enviado al partido comunicación legal mediante su abogado para su retirada concediendo cinco días, atendiendo a las dificultades que genera el Estado de Alarma, para reunir la documentación, conocer la autoría real del montaje y eliminar definitivamente la desafortunada imagen.
De las posibles indemnizaciones que pudieran derivarse de este proceso, Pereira indica que serán donadas íntegramente a la sanidad madrileña.
valorar la cultura. La polémica que ha generado esta imagen, tomándola sin permiso de su autor y realizando un montaje de dudoso gusto, que además se niegan a eliminar, tiene que servir para «ampliar la formación» sobre los derechos de autor de una obra artística, indica Ignacio Pereira. No todo lo que está en internet y en las redes, es de todos.
Del mismo modo, destaca la importancia de la cultura durante estos días de alerta sanitaria. «El confinamiento sin cultura sería tremendo.
Precisamente desde el ámbito  cultural han propuesto darle la vuelta al montaje difundido por Vox sobre su imagen, y una serie de artistas, con el hashtag #madridestamuyvivo, está realizando interpretaciones de la misma Gran Vía vacía «pero con un sentimiento de optimismo» y con la idea de que «vamos a salir de esto». Así, los ataúdes han cambiado por una calle completamente verde, una simpática imagen de Doraemon o una pareja besándose anhelando lo que pronto llegará.