Las funerarias cifran en casi 44.000 las muertes por COVID-19

Agencias
-

El sector destapa 15.876 decesos más de los señalados oficialmente por Sanidad

Las funerarias cifran en casi 44.000 las muertes por COVID-19 - Foto: Cesar Lanfranco/dpa

Con el «propósito de arrojar luz sobre el número de muertos por coronavirus», la Asociación Española de Profesionales de los Servicios Funerarios (Aesprof) hizo público ayer un informe en el que refleja la cifra real de fallecidos entre el 14 de marzo y el 25 de mayo. Un número que dista mucho de los balances oficiales y que se situaría en 43.985 los decesos. Es decir, 15.876 personas más de las que registra el Ministerio de Sanidad. Y es que, el documento incluye a los «sospechosos de tener la COVID-19, tanto en residencias de ancianos, como en domicilios u hospitales.
El informe pone de manifiesto, asimismo, que en Cataluña y Madrid la cifra de muertos se duplica respecto a la conocida. Así, frente a los 6.035 fallecidos que contabiliza el departamento de Salvador Illa, los servicios de pompas fúnebre catalanes registran 12.125. 
Algo similar ocurre en la Comunidad madrileña. La cifra real de personas que han perdido la vida por coronavirus sería de 16.579, frente a las 8.949 que constan en poder del Ejecutivo. De aquí surgen las diferencias entre los 28.109 decesos que el 25 de mayo señalaban los registros de Sanidad y los 43.985 que afloran tras analizar el informe de las funerarias. 
Desde Aesprof denuncian la disparidad de criterios de contabilización de los muertos sin seguir una trazabilidad concreta: «Como profesionales nos vemos en la obligación de corregir, para que así nadie se quede fuera , ya no solo del número o estadística, sino del reconocimiento de las autoridades y de la sociedad», añaden.


Continúa el baile de cifras

Mientras, Sanidad no informó de ningún nuevo fallecido en las últimas 24 horas, pero sumó 35 más en la última semana (cuatro menos que el pasado domingo). No obstante, un día más resultó llamativa la diferencia entre las cifras del Gobierno central y las de los Ejecutivos autonómicos. Y es que, por ejemplo, la Comunidad de Madrid sí informó de 11 muertos en ese período de tiempo, y Castilla- La Mancha, de otros cinco.
Así las cosas, el dato total de fallecidos por coronavirus asciende a 27.127 desde el comienzo de la pandemia. Es decir, no representa variación frente al pasado domingo, un balance que el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, calificó de «muy favorable».
En cuanto a los contagios, según el departamento de Salvador Illa, bajaron a 71 en las últimas 24 horas , con lo que el número total se eleva ya a 239.638. 
Simón también destacó la contención de la infección entre el personal sanitario, pues se han detectado síntomas a 164 pacientes de este grupo en los últimos siete días.
En esta línea, el epidemiólogo resaltó cómo se ha acortado el tiempo en que se detectan los nuevos contagios. Tal y como explicó, entre el inicio de los síntomas y el diagnóstico de la COVID-19 «transcurren 48 horas». Pero también expresó su preocupación por escenas como la de un botellón registrado el pasado sábado en la localidad ciudarrealeña de Tomelloso. 
En relación a este caso en concreto, el doctor hizo un llamamiento a que, si aprecian síntomas, estas personas que han infringido las restricciones del Gobierno acudan a los centros sanitarios.