scorecardresearch

Toledo aporta 8 cuadros a la muestra del Greco en Zaragoza

J. Monroy
-

La exposición, con Juan Antonio García Castro y Palma Martínez-Burgos García como comisarios, se inaugura hoy en la ciudad del Ebro

Toledo aporta 8 cuadros a la muestra del Greco en Zaragoza

Del Tajo al Ebro, o lo que es lo mismo, de Toledo a Zaragoza. La también conocida como ciudad del Greco aporta nada menos que ocho lienzos del genial pintor a la muestra que hoy se inaugura en la capital aragonesa.

Fundación Ibercaja y su Museo Goya han sido los organizadores de la exposición temporal 'El Greco. Los pasos de un genio', una gran cita artística de 2022 en Aragón, desde hoy hasta el 29 de mayo de 2022. La muestra, según el proyecto diseñado por los comisarios, Juan Antonio García Castro (Ministerio de Cultura y ex director del Museo del Greco) y Palma Martínez-Burgos García (Catedrática de Historia del Arte de la Universidad de Castilla-La Mancha), quiere mostrar la obra del Greco en connivencia con Goya. Busca acercarse a los aspectos más llamativos de la producción del cretense, atendiendo a cuestiones como técnicas, colores, géneros y temas, presentados a manera de 'monólogos', con el objetivo de establecer un discurso expositivo en armonía con la habilidad narrativa excepcional del artista cretense.

La exposición reúne más de cuarenta obras de primer nivel, tanto del Greco como de otros artistas. Todas ellas llegan de España. Además de préstamos de los museos más importantes, también hay sobre todo cuadros procedentes de iglesias y colecciones particulares, lo que supone que hay obras menos conocidas, que no son frecuentes en otras exposiciones.

De Toledo, en concreto, hay ocho lienzos. Del museo de Santa Cruz, hay tres, como 'La Virgen con el Niño y Santa Isabel' y la 'Verónica con la Santa Faz'. Del Museo del Greco hay otras tres, 'Las Lágrimas de San Pedro' y los dos retratos de Diego de Covarrubias. Finalmente, hay un pequeño Crucificado de la Exposición Liberbank y un 'San Lucas' del Apostolado de la Catedral, que llevó el propio deán.

Contenidos. La muestra, apunta Martínez-Burgos, intenta hacer una recreación de la pintura del Greco, pero no desde el punto de vista biográfico, ni por etapas, el esquema tantas veces repetido desde Creta a Toledo; reproduce de forma metafórica las lecciones que El Greco ha ido dando a lo largo de su vida artística «y que se han convertido en una auténtica enseñanza para los pintores posteriores».

De forma que la muestra se divide en cinco unidades expositivas. En la primera, 'Un pintor a la maniera latina', queda constancia de cómo El Greco se convirtió en un pintor occidental, aprendiendo el manejo de arquitecturas, paisajes, luces y canon. 'La santidad elocuente' es una unidad dedicada al gesto y se observa cómo el pintor, que venía de la órbita de Bizancio, donde no existían las emociones, «supo crear esa empatía, ese estado emocional a base de los rostros, las miradas, el juego de las manos y las lágrimas». Eso sí, El Greco nunca olvidó sus orígenes, y en las obras de la tercera unidad expositiva, 'El poso de Bizancio', recrea composiciones con fondos neutros, limpios, directos, para abandonar las escenografías que había aprendido. Una gran aportación del Greco al retrato español fue su reflejo de la psicología, «se mete en las entrañas del personaje y le saca el alma». Eso contrasta con lo que entonces se hacía en la corte, retratos más distantes y detallistas. Todo ello se recoge en 'Retratando el alma'. Finalmente, en la sala del 'Legado del Greco', se observa un diálogo con Sánchez Coello, Ribera, Murillo, Velázquez, Goya o Picasso.

Porque el proyecto expositivo está ideado también con el objetivo de incidir en la idea de El Greco como creador y precursor de la escuela española de pintura, utilizando los 'diálogos del arte' para dar la réplica a estos artistas, en los que se deja ver su huella tanto en lo cromático –el uso del color negro-, como en determinados géneros –el retrato, por ejemplo- e iconografías –especialmente las composiciones religiosas-.

Con motivo de la exposición se ha publicado un cuidado libro-catálogo con artículos escritos por especialistas de prestigio en esta materia y relacionados con el discurso científico y expositivo de la muestra.

De forma paralela, mientras dure la muestra, hasta el 29 de mayo se va a desarrollar el ciclo de conferencias Dialogando con el Greco. Además de los dos comisarios, participarán la historiadora del arte Leticia Ruiz y la catedrática de Historia del Arte Carmen Morte.