scorecardresearch

Formación en electricidad y fotovoltaica y contrato 2 años

Leticia G. Colao
-

El centro Forplan Formación ofrecerá un curso financiado por la Junta con compromiso de contratación en una empresa local por dos años. «Hay que encajar la formación con la necesidad de las empresas».

Formación en electricidad y fotovoltaica y contrato 2 años - Foto: L.G.C.

La formación dual se está convirtiendo en fundamental para enfrentar las demandas del nuevo mercado laboral. Formar a los futuros trabajadores, y hacerlo prácticamente a la carta es una práctica que gana adeptos y que, en numerosas ocasiones, llega acompañada de un contrato de empleo.

Es el caso de la última iniciativa puesta en marcha desde el centro Forplan Formación, junto al Instituto de Promoción Empresarial de Talavera (IPETA) y la Junta de Comunidades. Serán ocho personas las seleccionadas para obtener una completa formación sobre electricidad y fotovoltaica, que después podrán poner en práctica en una empresa talaverana, con un compromiso de contratación de dos años.

Así lo explicaron la concejala de Promoción Económico-Empresarial, Paloma Sánchez, y Enrique González, director de Forplan, en las instalaciones del centro formativo. Los que deseen optar a este curso dual deberán ser desempleados dentro del Sistema Nacional de Garantía Juvenil, con edades entre 16 y 29 años y prioritariamente sin estudios.

Con este tipo de iniciativas financiadas por la Junta de Comunidades, se dan dos pasos en uno, formar a personas en situación de desempleo e insertarlas acabando con la necesidad de profesionales en este tipo de empresas.

La concejala destacó que desde el equipo de Gobierno «apoyamos todas las iniciativas encaminadas a garantizar primero una formación de calidad y sobre todo las que nos garantizan la empleabilidad de todos los participantes». Este curso opta por la cualificación de ocho personas para un  taller de electricidad y fotovoltaica obteniendo empleo durante los próximos dos años en la firma local Instelcom Renovables.

Sánchez subraya la importancia de este aprendizaje para la cualificación laboral. Sin ello, «es muy complicado porque sabemos que los trabajos van cambiando y hay que ir adaptándose a esas necesidades». Con ello, además de ampliar conocimientos, se conseguirá un empleo en una zona con altas necesidades laborales.

González, por su parte, destaca que el proyecto consta de dos certificados. El primero o fase inicial  que concederá el certificado nivel 1, será de operaciones auxiliares de montaje de redes eléctricas, con cinco semanas de duración, y continuará con el certificado de nivel 2, el de mantenimiento y montaje de instalaciones eléctricas de baja tensión, en este caso ya con el contrato de trabajo, que se iniciará a finales de marzo.

Pero el curso tiene continuidad más allá de los dos años iniciales. Así, una vez acabe el proyecto financiado por la Junta de Comunidades, y los dos años de contrato laboral, la empresa se compromete a mantener al 20 por ciento de esas 8 personas para consolidar sus contratos para el futuro, indica Enrique González.

La concejala y presidenta de IPETA anima a las empresas a conocer el servicio de acompañamiento a empresas del Instituto de Promoción Empresarial, conociendo su funcionamiento y solicitando colaboración para solventar sus necesidades. «Hay que encajar la formación con la necesidad de las empresas», añadió.

La formación dual «está siendo muy efectiva en esa conexión entre empresa, centro de formación y administración, una colaboración público-privada que está funcionando muy bien», finalizó el director del centro.