scorecardresearch

Fedeto pide bajar los impuestos de los carburantes

Jaime Galán
-

Los empresarios apuestan por una bajada del IVA similar a la de la electricidad. Creen que las medidas anticrisis del Gobierno «son insuficientes» para empresas y usuarios

El precio del diésel o la gasolina continúa al alza. - Foto: David Pérez

En cualquier escenario del país, ya sea la plaza de un pueblo o la barra de un bar, es altamente probable que toda conversación derive en la inflación que está sufriendo el país, en la cesta de la compra, en la factura de la luz o en el precio del diésel o la gasolina. Porque nos afecta a todos. De ahí que el Gobierno Central decidiera este fin de semana anunciar un paquete de medidas «anticrisis» para tratar de reducir la problemática. Sobre esa actuación del Ejecutivo nacional han opinado desde Fedeto, la Federación de Empresarios Toledanos. Estos consideran que «las medidas son insuficientes y que llegan tarde», además de no estar muy de acuerdo en algunas de las decisiones tomadas.

Son palabras de su secretario general, Manuel Madruga, que dice abiertamente que las medidas adoptadas «pueden quedar muy bien en un titular, pero van a tener muy poca repercusión en la competitividad de las empresas y en las personas que más lo necesitan». Madruga argumenta que no aportan grandes ventajas económicas a la población y tampoco reducen los costes de producción de las compañías, lo cual, si estas siguen viendo como se incrementa la inflación «se verán obligadas a seguir subiendo los precios de sus productos». En este sentido, cree que la fórmula más adecuada para combatir la crisis habría sido una bajada de impuestos, tanto para la población como para el sector empresarial. Una reducción «selectiva» para los ciudadanos, «porque no puede ser la misma bajada para los de mayor renta que para aquellos que  no tienen ni para tributar»; y una reducción de cánones para las empresas, de modo que si se les libera de ciertos pagos, aunque sus costes de producción aumenten, ellos puedan mantener los mismos precios. 

Para contextualizar, desde Fedeto creen que la mejor opción habría sido aplicar la fórmula que se ha aplicado para reducir la factura de la luz, esa reducción del IVA del 21 al 5 por ciento, en los demás sectores. Es decir, en los carburantes y en cada empresa en particular. «Lo acometido en el sector energético es lo adecuado, aunque llegue tarde», afirma Manuel Madruga. Este explica que este sector tiene una serie de impuestos especiales que superan el 20 por ciento de su coste, a los que luego habría que sumarle ese 21 por ciento de IVA que ahora se ha reducido al 5. Por tanto, Madruga hace ver que «aunque el precio de la energía siguiera subiendo, al Estado no le afectaba en absoluto». Lo que aprovecha para criticar al Gobierno cuando utilizaba el mensaje de que «debíamos de apretarnos el cinturón cuando ellos estaban ganando lo mismo o más dinero», reitera. Por eso, el secretario general de Fedeto extrapolaría ese modelo al de los carburantes, porque a su juicio, reduciendo a la mitad los impuestos especiales y de IVA de este sector «no te digo que se haya acabado el problema, pero estaríamos ahorrando un 15 por ciento por litro».

Sin embargo, ese paquete de medidas anticrisis no solo hace referencia a la electricidad y al combustible. Por ejemplo, otras de las medidas más llamativas es la ayuda directa para trabajadores, autónomos y parados con ingresos inferiores a 14.000 euros anuales. Una ayuda de 200 euros mensuales. Madruga cree que esta actuación «servirá de poco» y que «da la sensación de que va dirigida únicamente a personas que están en situación de extrema pobreza, mientras que la clase media también lo está pasando muy mal».

Además, desde Fedeto creen que estas medidas traerán peores consecuencias tras el verano, porque auguran subidas de impuestos para los autónomos y para toda la población por medio del impuesto de sociedades. «Ahora llega el verano y todo pinta muy bonito, queremos celebrar por lo mal que lo hemos pasado, pero nos encontraremos con una cuesta arriba desde octubre hasta finales de año», advierte Manuel Madruga.

 TRANSPORTISTAS. Sobre la situación que afecta al sector del Transporte derivada, entre otros motivos, del precio de los carburantes, Fedeto considera acertada la decisión tomada por la Plataforma del Transporte en Toledo de no retomar la huelga, «pese a que están cargados de razón en todas sus peticiones», reitera Manuel Madruga. Por ello, el secretario general de Fedeto anima a los responsables del sector a seguir negociando con el Gobierno Central para poder desarrollar su actividad laboral en buenas condiciones, ya que «el carburante es la sangre que corre por las venas de su negocio», apunta.