En diez años se han cerrado 182 sucursales en la provincia

Luis J. Gómez
-

En 2008 había 679 oficinas de entidades financieras en Toledo, pero una década después quedan 497. El pasado año se perdieron otras 16

En diez años se han cerrado 182 sucursales en la provincia - Foto: Yolanda Redondo

La crisis y la banca online han hecho estragos en el mapa de oficinas de entidades financieras en la provincia de Toledo. Las cifras vienen a corroborar lo que cualquier toledano podía intuir al ver que año tras año se iban a cerrando más sucursales. En concreto se han perdido 182 en toda la provincia en la última década, es decir, desde que arrancó la crisis. 
Los anuarios estadísticos de 2018 así lo demuestran. El de la CECA (las antiguas cajas de ahorro) recoge que en la provincia de Toledo había 217 sucursales de sus entidades. Hay que sumar las 173 de las cooperativas de créditos, que contabiliza la Unacc y 107 de los bancos de la Asociación Española de Banca. En conjunto suman 497.
Hace diez años eran muchas más. En la provincia de Toledo había 679 sucursales en 2008, así que proporcionalmente se ha perdido una cuarta parte de las mismas. La caída se nota sobre todo en las entidades de la CECA y la AEB. En el primero de los casos tenían 326 sucursales hace una década, es decir más de un centenar de las que tenían en 2018. En la AEB contabilizaban 190 en 2008, mientras que el año pasado se quedaban en la 107. A la inversa van las estadísticas de la Unacc, pues las cooperativas de crédito son las únicas entidades que crecen en sucursales. Hace diez años tenían 163 en la región y hace uno sumaban diez más. 
Desde 2008 se han ido perdiendo sucursales a una media de 18 año. La media se acerca mucho a lo que ocurrió el último ejercicio cerrado, pues en 2018 se perdieron 16. En concreto fueron diez de entidades de la CECA y seis de la AEB.
como en los 80-90. Con este panorama se puede decir que la provincia está más o menos con el número de sucursales que tendría en el último cuarto del siglo XX. En la serie histórica de las entidades de la AEB hay que retroceder a1970 para encontrar un número más bajo a las 107 que tienen ahora. Entonces tenían 56, pero es que en 1980 ya tenían más que en 2018, con un total de 183. 
Con la CECA hay que retrotraerse a los noventa para encontrar una cifra de sucursales similar a la de 2018. En 1995 tenían 213 en la provincia de Toledo, un número parejo a las 217 del pasado año. 
Esta caída del número de sucursales se nota en la ratio que hay de oficinas de entidades financieras por habitante. Hace una década había una sucursal abierta por cada 987 toledanos. Sin embargo, en 2018 la proporción había subido a una oficina por cada 1.382 habitantes.