scorecardresearch

Vecinos del Robledal avisaron 4 horas antes del incendio

Jaime Galán
-

La primera llamada de aviso se produjo a las 9:12 de la mañana cuando vieron humo junto al arroyo del Guajaraz. Los vecinos afirman que los efectivos no llegaron, al menos, hasta las dos de la tarde

Bomberos de Toledo trabajando en la extinción del incendio de Zurraquín.

Afortunadamente, el incendio que el pasado viernes afectó al entorno de la finca de Zurraquín y del parque 'Puy du Fou' se zanjó con final feliz. Pero eso no quita «el sufrimiento y la desesperación» que vivieron los vecinos del Robledal, una urbanización colindante en la que residen 28 familias. Algunos de ellos agradecen los trabajos realizados por los efectivos que sofocaron el fuego, pero relatan que «se podían haber minimizado los daños si hubieran atendido nuestros avisos». Y es que según su testimonio, un vecino llamó al 112 (Servicio de Emergencias) para alertar de que veía una cortina de humo junto al arroyo del Guajaraz, obteniendo la respuesta al otro lado del teléfono de que «estaban trabajando en otro incendio en Magán y que cuando terminaran acudirían allí». La Tribuna ha podido confirmar con el Servicio de Emergencias 112 que existió esa llamada cerca de las 9:15 horas de la mañana para advertir de esta problemática y que estos pasaron el aviso a Bomberos y Guardia Civil.

Según el testimonio vecinal, al lugar de los hechos no acudió nadie en estas primeras horas y que no fue hasta las 13:00 horas cuando volvieron a llamar porque los vecinos ya no solo veían humo, sino las propias llamas desde sus casas. A raíz de varias llamadas a emergencias insistiendo de la problemática, «los primeros cuatro bomberos llegaron sobre las dos de la tarde en un coche particular, dirigiéndose a la granja de pollos de un vecino donde estaba a punto de llegar el fuego», desvelan los afectados. Posteriormente, fueron llegando los efectivos y a las 16:00 horas se procedió a la evacuación de la urbanización ante el aumento de la gravedad del incendio. Un episodio que volvió a desencadenar la incredulidad de los vecinos, porque según los mismos, fueron evacuados mediante «un bocinazo de un Guardia Civil», lo que muchos no supieron interpretar como tal, a la vez que desconocían si se trataba «de una decisión preventiva o de riesgo real hacia nuestra salud».

Tras esto, muchos de los residentes se pusieron de acuerdo en trasladarse al Ayuntamiento de Guadamur, al que pertenece su término municipal. «Fue desolador», revelan. Se encontraron con la puerta cerrada y a nadie que les atendiera. Sobre las 21:00 horas del mismo viernes pudieron volver a sus casas. 

Ante estos hechos, los vecinos denuncian que se sintieron abandonados por las administraciones que, «lejos de darles soluciones y hacerse responsables», días después aún no se han puesto en contacto con ellos. Muestran, por tanto, su desconocimiento sobre la ausencia de los efectivos ante su primera llamada «cuando el foco aún no era tan importante». 'Ecologistas en  Acción' también ha emitido un comunicado pidiendo explicaciones sobre la tardanza de los efectivos al registrarse esa llamada tempranera que ellos estiman sobre las 9:30 horas.

HECTÁREAS. El Servicio de Prevención y Extinción de Incendios Forestales del Gobierno regional informó de que hubo entre 1.500 y 1.800 hectáreas  de matorral, pastizal y encinas afectadas y que en los trabajos de extinción participaron 53 medios y 219 personas.