scorecardresearch

Descenso notorio de proyectos bilingües en las aulas de C-LM

Europa Press
-

"Se les hace cuesta arriba, las familias a lo mejor prefieren que saquen mejor nota con un esfuerzo menor", ha afirmado Ángel Coronel, el director del IES Doña Blanca de Molina en Molina de Aragón (Guadalajara)

Cartel que indica que es un Centro Bilingüe

Un total de 612 proyectos de bilingüismo y pluringüismo llenan las aulas de los centros de Castilla-La Mancha, en un modelo que ofrece "comodidad" a los centros para sumarse o no a esta iniciativa, "calidad" y plantillas consolidadas, pero que está abierto a mejorar para seguir asentándose en la región.

Así lo ha manifestado el viceconsejero de Educación, Amador Pastor, que ha precisado que los 612 proyectos no se corresponden con 612 centros --hay unos 1.200 en la región-- ya que cada centro puede tener más de un proyecto, en función de cada nivel educativo.

El pasado 28 de enero se publicó la relación de centros que solicitaban alguna modificación respecto a estos proyectos bilingües, y la Consejería de Educación autorizaba --de manera provisional-- que 54 centros que lo habían solicitado, podían abandonar los mismos. Además, daban el visto bueno a tres centros que querían incorporar estos proyectos en sus aulas y a 60 que querían realizar modificaciones.

La "mayoría" de los cetros que solicitan abandonar el modelo "daban una materia" a la semana, por lo que, según el viceconsejero, no son cifras "tan escandalosas".

"Los abandonos no son de golpe porque aquellos centros que han iniciado el proyecto tienen que terminarlo hasta el final de ciclo" --si es de Primaria, Secundaria o Bachillerato--. Desde 2018, se contabilizan unos 80 centros que van retirándose de la opción bilingüe y en este curso 2022-2023 se sumarán al abandono progresivo los que finalmente se autoricen en la resolución definitiva.

Se ofrece "confianza, programas de calidad, márgenes en la carga lectiva, el respaldo de plantillas consolidadas, y la mejora de la competencia lingüista al alumnado", ya que se les facilitan pruebas de certificación con escuelas de idiomas. Tal y como ha señalado el viceconsejero, el 73,56% de los alumnos han podido certificar el nivel B1 de inglés.

"Tenemos de todo, por lo general las familias eligen estos programas porque tienen confianza", ha resaltado Pastor, que aún así reconoce que esta elección puede generar un mayor esfuerzo en el alumnado, sobre todo en cursos superiores.

Entre las características del actual modelo es que los profesores que imparten materias en otro idioma necesitan un nivel B2, C1 para el año que viene para los docentes que las impartan en Secundaria. Además, más de un centenar de auxiliares de conversación refuerzan a los alumnos en su tarea por aprender una lengua extranjera, una figura que se puede solicitar por los centros durante 12 horas lectivas semanales.

EXPERIENCIAS DE LOS CENTROS

Ángel Coronel, el director del IES Doña Blanca de Molina en Molina de Aragón (Guadalajara), ha explicado que este curso es el último siguiendo el modelo bilingüe, después de 8 años, y ha explicado que la razón principal para abandonarlo es que "falta alumnado interesado en este tipo de enseñanzas" porque no existe en Primaria en ningún centro de la zona.

"Se les hace cuesta arriba, las familias a lo mejor prefieren que saquen mejor nota con un esfuerzo menor", ha afirmado este director, que aboga por realizar en inglés asignaturas más optativas, lo que rebajaría la dificultad al alumnado.

Por contra, la jefa de estudios del CEIP Isaac Albéniz de Cuenca, Teresa Recuenco, ha relatado que desde 2010 este centro viene practicando la enseñanza bilingüe, pues ya representa su "seña de identidad". "Empiezan desde Infantil y cuando llegan a sexto de Primaria no encuentran dificultad".

"Estamos muy contentos. La plantilla se ha ido configurando con arreglo a esa necesidad, se necesita una plantilla que responda", ha afirmado Recuenco, que ha indicado que los profesores de su centro ya contaban con un nivel B2, y ha cursado el nivel C1 y C2 en algún caso, previendo "lo que podía pasar".