scorecardresearch

García Magán: «¿El evangelio es conservador o progresista?»

F. J. R.
-

«La doctrina social de la Iglesia tiene propuestas que ni el partido más radical de izquierdas asumiría», afirma el obispo auxiliar de Toledo tras ser nombrado nuevo secretario de la CEE. Asume el cargo «con dedicación y vocación de servicio»

García Magán: «¿El evangelio es conservador o progresista?»

El obispo auxiliar de Toledo, César García Magán, fue ayer elegido nuevo secretario general de la Conferencia Episcopal Española (CEE). Tal y como adelantó La Tribuna el pasado martes, Magán se encontraba entre los favoritos al nombramiento y se ha impuesto finalmente a los otros dos candidatos presentados por la Comisión Permanente de la CEE, el obispo auxiliar de valencia, Arturo Ros, y el vicesecretario general para Asuntos Económicos de la CEE, Fernando Giménez Barriocanal.

Así, la Asamblea Plenaria de la CEE le confirmó ayer en el cargo para los próximos cinco años, en sustitución de Luis Argüello.

La experiencia diplomática de García Magán desde el año 1991 hasta el 2007, cuando ocupó el puesto de oficial de la Secretaría de Estado de la Santa Sede y fue secretario y consejero de las Nuncias Apostólicas en Colombia, Nicaragua, Francia y Serbia, parece haber pesado en la designación del nuevo secretario de la CEE, que ayer compareció en rueda de prensa tras confirmarse el nombramiento.

Precisamente, interrogado por los periodistas  sobre si es una persona de corte conservador o progresista, Magán sorprendía con otra pregunta: «¿El evangelio es conservador o progresista?», lanzó el obispo auxiliar de Toledo para luego sentenciar que eso dependía, porque «la doctrina social de la Iglesia tiene propuestas que ni siquiera el partido más radical de izquierdas se atrevería a asumir».

La caridad, la acogida a inmigrantes o la no discriminación por ningún motivo, «¿eso es ser progresista?», preguntó el propio Magán a los medios para añadir si es ser conservador defender la vida, la familia y la educación. «No lo sé. Todo cabe dentro del Evangelio», afirmó.

Lo que sí tiene muy claro García Magán es que tiene un compromiso firme en la lucha contra los abusos en el seno de la Iglesia, y que siempre hay que estar «del lado de la víctima».

Por todo ello, afronta el cargo con «dedicación y vocación de servicio». «Vengo a escuchar, a aprender y a aportar mi pequeño grano de colaboración», explicó el nuevo secretario de la CEE, que no dudó en elogiar la pluralidad que existe en la Iglesia y hacer un guiño a Toledo, al compararlo con «la vidrieras de la Catedral de Toledo. Son bellas por la pluralidad de formas, de colores y diseños diversos trabados en una unidad».