scorecardresearch

La protesta hostelera afecta a las líneas 2 y 12 de autobús

M.G
-

El concejal de Movilidad y Seguridad Ciudadana, Juan José Pérez del Pino, asegura que la manifestación «no ha afectado demasiado» al tráfico por el horario escogido para la marcha

La protesta hostelera afecta a las líneas 2 y 12 de autobús - Foto: Javier Pozo

Cualquier manifestación que recorra una zona urbana puede afectar a la movilidad y a distintos servicios municipales durante el tiempo de la convocatoria, pero la protesta organizada ayer por el sector de la hostelería a nivel regional alteró menos de lo que podía esperarse en un principio debido, sobre todo, al horario elegido para realizar el recorrido, que partía del edificio Toletum hacia la Vega y Paseo de Recaredo en dirección al Palacio de Fuensalida.

«No ha afectado demasiado a la movilidad porque no era un grupo muy numeroso y el horario era bueno», explicó el concejal de Movilidad y Seguridad Ciudadana, Juan José Pérez del Pino, en relación a la movilización convocada a las diez de la mañana por la Federación Regional de Empresarios de Hostelería y Turismo de Castilla-La Mancha para solicitar al Gobierno regional la reactivación de la actividad y ayudas para un sector muy castigado desde hace unos meses.

Si bien, en determinados momentos de la protesta sí se ha visto afectado el servicio público de autobuses. En este caso, Del Pino aseguró que se ha tenido que interrumpir momentáneamente en el Paseo de la Vega durante algunos minutos, pero apenas ha alterado el funcionamiento habitual a estas horas de la mañana. Por contra, sí  ha sido necesario suspender el itinerario de las líneas 2 y 12  porque resultaba imposible que los autobuses circularan por las calles del Casco Histórico que coincidían con el itinerario de esta protesta que buscaba llamar la atención de la Junta para que relaje las medidas sanitarias de lucha contra el coronavirus, que en estos momentos obliga a mantener cerrados los negocios hosteleros a pesar de que en otros núcleos urbanos de otras regiones sí mantienen actividad durante buena parte del día aunque sea con limitaciones.

En líneas generales, la movilidad no ha sufrido consecuencias a pesar de la manifestación y Del Pino considera que la afluencia de hosteleros en la protesta ha influido, sobre todo, porque si el grupo es menos numeroso también es más ágil a la hora de desplazarse por las calles. Si bien, la cifra de manifestantes ofrece varias lecturas, ya que  los efectivos de la Policía Nacional y Local calcularon menos de un centenar de personas en la movilización, mientras que el sector asegura que no ha bajado de los 1.800 participantes.

sin refuerzos. La PolicíaLocal no tuvo que modificar su cuadrante con motivo de la manifestación. Pérez del Pino subrayó que la protesta no ha exigido reforzar las calles con más agentes para labores de vigilancia y de tráfico y el servicio de la mañana se realizó con un turno normal de un día laborable. Además, hay que tener en cuenta que cualquier movilización se acompaña de presencia de la Policía Nacional y ayer se desplegaron efectivos en el recorrido y en la Plaza del Conde, donde se ubica el Palacio de Fuensalida, la meta de una protesta que se dejó notar y rd posible que lo haga de nuevo si no se atienden las reivindicaciones y se permite mantener abiertos bares, restaurantes y otros negocios.