«Esta Corporación ha levantado una feria que estaba acabada»

Jaime Galán
-

Los feriantes se muestran satisfechos de los beneficios obtenidos en las fiestas gracias a que la mayoría de los conciertos tuvieron lugar en la Peraleda. Los toledanos creen que ha sido buena feria pero que ya es hora de ir cambiando el escenario

Feria en La Peraleda. - Foto: Ángeles Visdómine

La feria de Toledo siempre es un debate a resaltar entre los vecinos y trabajadores de la ciudad. Este año, como principal novedad, la feria contó con los conciertos más destacados junto a su recinto ferial, una de las demandas más solicitadas por los feriantes en los últimos años. Al final, parece que la situación le ha dado la razón a estos, pues la zona de la Peraleda ha presentado un gran ambiente durante todos los días que componían la feria y fiestas de la Virgen del Sagrario. De tal manera, los feriantes otorgan una buena calificación a esta feria, mientras que son los propios vecinos toledanos los que ponen alguna objeción. 
En el caso de los trabajadores del recinto ferial, destacan los buenos resultados de esta semana de festividad porque venían «de 4 años de decadencia». Para algunos de los feriantes es comprensible que se pongan actividades en el centro de la ciudad, pero sin dejar abandonado el recinto ferial porque creen hacer un gran esfuerzo con la tasa que les toca abonar en estas ocasiones. Sin hablar de cantidades, los trabajadores afirman que «la diferencia con otros años es notable» debido a la presencia de los conciertos en la Peraleda. «La gente tiene motivos para venir al ferial y a nosotros nos repercute de forma positiva», destacaban. Sin ir más lejos, los feriantes se acuerdan de la festividad del Corpus Christi para comparar los buenos resultados entre una y otras fechas.
Fausto Tarancón, responsable de los feriantes de la ciudad, se mostró muy agradecido a la alcaldesa y sus ediles por la decisión de acercar a los vecinos al ferial. Sin ir más lejos, Tarancón afirmó que «esta Corporación Municipal ha levantado una feria que hace 6 años estaba acabada. En especial, la labor de la concejal de Festejos, Maite Puig, ha sido crucial para que nosotros podamos mejorar nuestro trabajo en esta feria”.
Para los vecinos de la ciudad la feria también ha resultado satisfactoria, solo que ellos citan algunos detalles a mejorar de cara al futuro. En cuanto al número de asistencia, los vecinos están de acuerdo en que la gente ha respondido a la llamada de los conciertos y ha generado un buen ambiente en la Peraleda. Sin embargo, la reclamación más destacada por los toledanos es la ausencia de algunos puestos de venta que siempre acudían al recinto ferial y en esta ocasión han dejado un par de calles vacías. “La gente necesita sumar entretenimiento dentro de la feria para crear un consumo, si lo que hacemos es restarle puntos de atracción, al final la gente no acudirá al ferial”, afirmaba una vecina. 
De cara al futuro recinto ferial, tanto feriantes como vecinos de la ciudad consideran que el proyecto de Safont es una buena oportunidad para mejorar esta época de fiestas. De hecho, alguno de los vecinos comenta que el escenario elegido sería mucho más accesible para todos los públicos, sin tener que movilizarse en coche para muchos de los habitantes toledanos. Ahora solo faltaría ponerse a trabajar en ello.