Un Soliss FS Talavera que parte de cero

Raquel Jiménez
-

El equipo ha comenzado hoy la pretemporada en el Primero de Mayo con el estreno del técnico, Rubén Barrios, al frente de una plantilla con siete fichajes y cinco renovados

El Soliss FS Talavera para la temporada 2019-2020. - Foto: Ferrero

El Soliss FS Talavera volvió al trabajo con una sesión inaugural en el polideportivo Primero de Mayo un tanto especial con la sesión de fotos tradicional de todo inicio de pretemporada. Una plantilla renovada con siete fichajes y también un cuerpo técnico nuevo con Rubén Barrios al frente para la segunda campaña del equipo en Segunda División.
Llegó el día de pisar la pista talaverana, pero antes el entrenador, en declaraciones a este periódico, puso de relieve que «han sido dos o tres meses un poquito complicados». Y es que ha tenido que afrontar hasta finales de junio la confección de la plantilla y la planificación de la pretemporada «con el condicionante de no tener la categoría asegurada». Eso sí, «a favor teníamos el peso de lo que es la ciudad de Talavera y este club que, en la decisión de muchos jugadores, han pesado más que la incertidumbre de la categoría». Prueba de ello es que «entre renovaciones y fichajes, el 80 por ciento de la plantilla estaba apalabrada, porque no podíamos firmar nada, antes de saber la categoría en la que íbamos a estar, lo que dice mucho de estos jugadores».
Por lo que respecta a los rasgos que ha buscado en el Soliss FS Talavera de esta temporada, señala que «hemos intentado hacer una plantilla equilibrada en el sentido de aguantar una temporada en Segunda División, que es muy larga». Por tanto, «es una plantilla físicamente fuerte, con jugadores de un ritmo alto, de ida y vuelta». Pero, sobre todo, se trata de jugadores «con ambición porque son muchos entrenamientos, viajes y partidos y debes tener jugadores que se desvivan por el fútbol sala porque, si no, la temporada se te hace larga y si te metes abajo, como pasó la temporada pasada, es muy difícil, salir».
Incluso con los renovados, el plantel es totalmente nuevo a ojos de Rubén Barrios y de su cuerpo técnico ya que es la primera temporada que se hacen cargo de él, con lo que «la forma de trabajar es nueva, al igual que los sistemas, con lo que va a conllevar mucho trabajo». Rafa Luque y Pepe son los dos únicos jugadores que han estado anteriormente a las órdenes del ahora preparador de la escuadra talaverana.
Uno de los principales objetivos es conjuntar un equipo con tantas caras nuevas. Teniendo en cuenta que la plantilla es semi profesional, «nos va llevar mes y medio o dos meses hasta que un poquito nos acoplemos».
En cuanto a la planificación de la pretemporada, Barrios explica que «quedan apenas cuatro semanas para la Liga, con lo que vamos a intentar aprovechar todas las tardes; además, ahora también algunos jugadores están de vacaciones, con lo que tienen más fácil los desplazamientos. Todo ello encaminado a «llegar al día 15 de septiembre en las mejores condiciones posibles».
Los partidos de pretemporada están también planificados. Ahora bien, «estamos pendientes de si pasamos o no la primera ronda del Torneo de la Junta». Ésta será el 24 de agosto en el pabellón Javier Lozano ante el Ciudad de Toledo (20,00 horas). Habrá también amistosos ante Inter B, Torrejón, Silver, Móstoles y Colmenar Viejo.
Barrios se ha pronunciado también sobre la meta a lograr: «Intentaré que a nivel de vestuario nuestro objetivo vaya de semana en semana». Pero entiende que a nivel de club, «después de la experiencia que tienen, lo mínimo es por supuesto salvar la categoría».
Y en sus primeras semanas en la entidad talaverana, el técnico se muestra sorprendido «por todo el apoyo que estamos teniendo en el club tanto del delegado, del encargado del material, del jefe de prensa y de todos». Por tanto, «estamos con ganas de intentar corresponder a toda esa gente que ha estado trabajando estas últimas semanas al doscientos por ciento para que hoy esté todo listo».