scorecardresearch

Igualdad en la carta de los Reyes Magos

Jaime Galán
-

El Consejo Local de la Mujer defendió en el primer discurso del año la utilidad de la Casa de Acogida frente a los que la discuten y pidió en su carta a los Reyes de Oriente, igualdad entre hombres y mujeres

Encendido de velas por las víctimas - Foto: David Pérez

Como pastelito o como carbón, pero se demanda el mismo mensaje. Estos son los dos términos que usaron en el Consejo Local de la Mujer para la lectura del primer manifiesto contra la violencia machista del año 2022. Como si se tratase de la técnica del poli bueno y el poli malo, las asociaciones de mujeres pidieron en su carta a los Reyes Magos la ansiada igualdad entre hombres y mujeres. Una de las portavoces, Mariajo, autopresentada como pastelito, deseó un feliz 2022, aunque recordó que para muchas mujeres ni el 2021, ni los años anteriores, fueron felices. Por ello, tras superar un año con 43 asesinatos machistas, Mariajo no pidió a Melchor, Gaspar y Baltasar «cocinitas ni camiones, o paz para el mundo como las misses», sino que pidió que «todas la generaciones, culturas y religiones tomen conciencia de lograr una igualdad real e universal para acabar, por ejemplo, con los matrimonios entre niñas y hombres hechos y derechos».

A continuación llegó el carbón, o como también la presentó Mariajo ante los Reyes Magos, «la que os va a dar caña». Ella era María Jesús y en su parte del manifiesto pidió que llegue carbón para los machistas, maltratadores, abusadores sexuales, e incluso «para los periodistas o políticos que, por equivocación o por maldad, identifican feminismo con un chiringuito económico y de privilegios». 

Y en ese último sentido, el que hace mención a la política, dirigió María Jesús otra de sus demandas, la de proteger al Centro de la Mujer y la Casa de la Acogida de las críticas que está recibiendo en las últimas fechas desde un determinado grupo político que pide su cierre al dudar de su utilidad. Por ello, María Jesús rechazó esa propuesta política de cierre hacia la Casa de Acogida porque «defendemos la profesionalidad y buen hacer de las trabajadoras y trabajadores de estas dependencias municipales, debido a que prestan un gran servicio a las mujeres que lo necesitan: escuchando, asesorando, acompañando o dándoles un hogar seguro a ellas y a sus hijos». María Jesús aseguró que este grupo político pide el cierre del centro «porque no han visitado y conocido de primera mano la labor que se hace allí», alegando que sí lo hubieran hecho, al menos, admitirían sus sugerencias.

La portavoz también dirigió unas palabras hacia el panorama nacional para pedirles, tanto al Gobierno de España como a la oposición, «que dejen de insultarse y se ocupen de los problemas que de verdad acechan al país: la violencia y la pandemia». 

Para finalizar la concentración del mes de enero, las integrantes del Consejo Local de la Mujer, junto con los concejales allí presentes, guardaron un minuto de silencio por las seis mujeres asesinadas por sus parejas en el pasado mes de diciembre. También procedieron al habitual encendido de velas en memoria de las víctimas.