Valle inicia en el Corpus su ronda por la región

J. Monroy
-

Los más jóvenes de la casa se abren hueco en la biblioteca de Castilla-La Mancha con la presentación del volumen 'Valle y la custodia toledana', de las autoras Aurora Navacerrada y Celia Lobato

Valle inicia en el Corpus su ronda por la región - Foto: Yolanda Redondo

La pequeña toledana Valle tiene un pequeño problema con el tesoro más preciado de su ciudad, el cual tendrá que resolver con la ayuda de un amigo especial. Este es a grandes rasgos el argumento de ‘Valle y la custodia toledana’ primer volumen de historias que Aurora Navacerrada y Celia Lobato quieren preparar para los más pequeños de la casa, que ayer presentaban en la biblioteca de Castilla-La Mancha ante un nutrido y divertido auditorio infantil.
A lo largo de las páginas del libro, los primeros lectores van a aprender valores como la responsabilidad, arreglar los problemas que provocan y vivir aventuras. Pero la publicación de las autoras toledanas tiene un plus, como es la cercanía, el hecho de mostrar a los más pequeños los secretos de su ciudad.
La idea de ambas es continuar trabajando juntas en este proyecto para los más pequeños. Porque esta es la primera aventura de Valle, pero no la última. Muy pronto, visitará las Casas Colgadas de Cuenca, donde se encontrará con otras sorpresas. Además, la idea de las autoras se continuar por el resto de la región.
Las autoras. «Como profesora, me di cuenta de que había muy pocos cuentos que hablaran del entorno más cercano, sobre Toledo, sobre Ciudad Real, sobre Guadalajara, que es lo que queremos hacer con estos libros, queremos empezar con Toledo, y seguir con cuentos sobre nuestra comunidad; había cuentos, pero muy poquitos adaptados a los peques», apunta Navacerrada.
A partir de ahí comenzaron a trabajar en esta colección, de cuentos para los niños que comienzan a leer, de cuatro a ocho años, sin demasiado texto y muy sencillo, de fácil comprensión para ellos. La primera aventura es en Toledo, porque ambas autoras son toledanas y han querido comenzar por lo más cercano a la hora de escribir y dibujar.
Pero no todo a sido fácil, apunta Lobato, porque la Custodia ha sido un desafío, plena de ornamentos. Ha tenido que simplificarla, para que los niños la entiendan de una manera fácil y transmitir al final del cuento el mensaje de responsabilidad.
Ambas autoras son dos jóvenes toledanas. Navacerrada ha estudiado magisterio y Lobato, Diseño Gráfico e Ilustración. Ambas forman el proyecto Familikids, desde donde van a promover la publicación de estos libros. Tardaron unos ocho meses en poder crear este volumen, aunque esperan que el de Cuenca sea más rápido.
‘Valle y la custodia toledana’ está ya en las librerías de la ciudad, así como comercios electrónicos y la propia web de las autoras en Familikids.