El asentamiento que amenaza a Palomeque

J.M.
-

El concejal de Seguridad relata las amenazas sufridas por él y más vecinos por un enganche ilegal. El edil critica la actuación de la Guardia Civil

El asentamiento que amenaza a Palomeque

El concejal de Seguridad del Ayuntamiento de Palomeque, José Gabriel Bejerano, completa un relato cargado de impotencia e indignación. Se refiere a unos hechos ocurridos el pasado día 27 de julio, pero remonta los orígenes a hace cuatro años. Unas familias se asentaron por entonces en una parcela rústica con una construcción no declarada que carece de instalaciones sanitarias de agua, desagües y electricidad. Y mantienen un enganche ilegal de fluido eléctrico en el módulo de contadores de los vecinos de la calle Almendros
El Ayuntamiento, junto con la insistencia del vecindario, consiguió que la empresa Unión Fenosa formalizara una denuncia. El desmontaje de la acometida eléctrica estaba previsto para el pasado día 27 en coordinación con el Consistorio y los vecinos de la urbanización 'Los Almendros', quienes costeaban la obra civil de esta actuación. Para ello, se solicitó la protección de los agentes de la Guardia Civil del puesto de Villaluenga.
Según detalla el concejal, la acometida quedó cortada tras dos horas de trabajo. Durante este tiempo, Bejerano asegura que recibió amenazas de muerte e insultos de los integrantes del asentamiento, que no respetaban por otro lado las normas sanitarias por el coronavirus. Las amenazas se extendían a todos los vecinos de la urbanización con los agentes delante, quienes pidieron refuerzos, como apunta el edil.
Posteriormente, el concejal de es te municipio de un millar de empadronados acusa a los asentados de volver al módulo de contadores para enganchar de nuevo la acometida mientras insultaban y amenazaban a una menor del vecindario. Los agentes de la Guardia Civil regresaron y presenciaron la agresión a la madre de la menor con tirones de pelo y amenazas de muerte.
Después, la Guardia Civil se fue y regresó tras ser avisada de que los asentados habían vuelto a engancharse a la luz. Así, según el concejal, los agentes acordaron con esas familias que permitirían el enganche a cambio de no consumar las amenazas al concejal, a la vecina menor de edad y a su madre. "El Gobierno del Ayuntamiento de Palomeque fue ignorado y desautorizado y se dio trato preferente a los delincuentes dotándoles de algún tipo de competencia y autoridad negociadora en el municipio y, por ende, dejando a su suerte al vecindario", lamenta el edil.
"Los vecinos y vecinas de la urbanización 'Los Almendros', al verse desamparados, están acudiendo en masa al Juzgado de Guardia de Illescas, donde están interponiendo demandas y pidiendo al juez orden de alejamiento para todos estos delincuentes que son muy conocidos en todas las estancias judiciales, cuarteles y Subdelegación del Gobierno", explica el concejal, quien acompañado por el alcalde, Juan de Dios Pérez, se reunió el 8 de junio con el subdelegado del Gobierno, Carlos Ángel Devia. Tras los últimos acontecimientos, el equipo de Gobierno ha pedido otro encuentro con Devia.
Entre las sinrazones, Bejerano comenta que los asentados, con un grupo de caravanas, han cerrado incluso el paso con una de ellas a una calle de la urbanización, por lo que los vecinos no pueden circular con sus coches. Hace unos días, hubo un incendio, y los bomberos y la Guardia Civil se vieron obligados a dar un rodeo a las urbanizaciones para llegar al foco porque la caravana les cerraba el acceso.