scorecardresearch

Una noche con arte y mucho duende

J.S.
-

El cantaor toledano Israel Fernández y el guitarrista Diego del Morao regalaron en la noche de ayer su arte a un público entregado que asistió al Festival de Músicas y Danzas del Mundo

Había mucha expectación en Toledo para escuchar a una de las estrellas del universo del flamenco. Varios centenares de personas se reunieron ayer en la plaza del Ayuntamiento para disfrutar con la voz Israel Fernández, el cantaor toledano que está revolucionado el cante jondo y que ya sabe qué es estar nominado un Grammy Latino por 'Amor', un trabajo musical en el que está acompañado a la guitarra por Diego del Morao, que ayer también desgranó todo su arte en un escenario con vistas a la puerta de Reyes de la catedral y, por supuesto, con mucho duende.

No puede haber un escenario más monumental para escuchar tanto arte y tanta pureza. Israel está acostumbrado a cantar ante figuras del rock como  'The Rolling Stone' -actuó ante sus satánicas majestades en una fiesta flamenca en su honor organizada un día antes de su único concierto en Madrid- o ante grandes mandatarios internacionales -cantó por bulerías a la Primera Dama de Estados Unidos en un evento cultural organizado por la embajada de Estados Unidos durante la cumbre de la OTAN en Madrid-, pero el de la noche de ayer fue quizá su concierto más especial, por emotivo. Y es que no siempre se puede cantar en la ciudad que te vio nacer y ante la gente que más te quiere. Toledano de nacimiento y corraleño de adopción, Israel Fernández, regaló su arte a un público entregado dentro del Festival de Músicas y Danzas del Mundo, organizado por el Ayuntamiento de Toledo dentro de la programación cultural del mes de julio.

Aunque público y crítica le consideran ya como el sucesor de Camarón, Israel Fernández prefiere seguir con los pies en el suelo. «Siempre que te comparan con una estrella, con un dios del cante, es bonito. Yo me lo tomo como un halago. Pero Camarón es único e irrepetible. Camarón es el maestro y yo un discípulo», aseguraba esta semana en La Tribuna antes de demostrar en la noche de ayer que su talento le acerca cada día al olimpo de los dioses del flamenco.

El cantaor toledano Israel Fernández y el guitarrista Diego del Morao actuaron en la noche de ayer en la plaza del Ayuntamiento.El cantaor toledano Israel Fernández y el guitarrista Diego del Morao actuaron en la noche de ayer en la plaza del Ayuntamiento.Su personal y potente voz se transformó anoche en una brisa que hizo que el público se olvidara de la ola de calor que golpea con fuerza la capital regional. En una noche estrellada, Israel Fernández demostró que es el rey sol y capaz de transitar por todos los palos con una facilidad solo propia de los genios. Israel Fernández, con su voz, y Diego del Morao a la guitarra, una vez solventados algunos problemas de sonido, ofrecieron un concierto inolvidable en el que hubo de 'tó': soleá, tientos tangos, seguriyas, bulerías y fandangos. Una hora de concierto que al público entre aplausos y olés se le hizo corta. Y es que cuando uno está en el paraíso no quiere que el sueño se acabe.

Entre los asistentes se encontraba la alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón, que estuvo acompañada por el concejal de Cultura, Teo García, la concejala de Parques y Jardines, Marta Medina, y el edil de Fondos Europeos y Empleo, Francisco Rueda.El festival 'Músicas y Danzas del Mundo', que este año vive su mejor edición, vuelve el próximo sábado 23 de julio con dos actuaciones, la de la argelina Wafa Oudjit, afincada en Toledo, que interpreta un estilo de fusión entre flamenco y música árabe y la del coro femenino noruego 'Det Norske Jentekor'. Serán a partir de las 21 horas en la plaza del Ayuntamiento.

ARCHIVADO EN: Arte, Toledo, Conciertos, Flamenco