scorecardresearch

Life Intext sitúa a Talavera como "referente" en depuración

Leticia G. Colao
-

El presidente García-Page y la alcaldesa, Tita García Élez, subrayan la importancia de las tecnologías híbridas intensivas-extensivas para recuperar las aguas residuales en pequeñas poblaciones.

Life Intext sitúa a Talavera como "referente" en depuración - Foto: Manu Reino

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, y la alcaldesa de Talavera, Tita García Élez, han inaugurado esta tarde la planta del proyecto 'Life Intext' en la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de Talavera. Lo han hecho tras visitar las nuevas instalaciones con tecnología «puntera y revolucionaria» que hace de Talavera un referente nacional en materia de depuración de aguas.

El proyecto europeo Life Intext desarrolla soluciones innovadoras basadas en una combinación de tecnología híbrida para el tratamiento de aguas residuales y su reutilización, destinada a municipios de menos de 10.000 habitantes con problemas de abastecimiento. Un proyecto «pionero» del que solo hay dos en España, Talavera y Carrión de los Céspedes, en la provincia de Sevilla.

En la inauguración, participaron también el presidente de la Diputación, Álvaro Gutiérrez; el consejero de Desarrollo Sostenible, José Luis Escudero; los delegados de la Junta en Toledo y Talavera, Javier Úbeda y David Gómez, el subdelegado del Gobierno en la provincia, Carlos Ángel Devia; el alcalde de Talavera La Nueva, Jesús Mencías, y Santiago Lafuente, director nacional de Aqualia, empresa gestora del agua en la ciudad y líder del proyecto que situará a Talavera a la vanguardia en tecnología y técnicas de depuración sostenible. La inversión de la empresa ha sido de casi tres millones de euros.

El presidente Page incidió en el compromiso del Ejecutivo autonómico con la sostenibilidad y el respeto por el medio ambiente, y aplaudió la iniciativa de la empresa concesionaria del servicio de aguas y su apuesta por Talavera, cuya alcaldesa «se apunta a todo lo que tenga oportunidad de generar futuro», dijo. En este sentido, reconoció que el equipo de Gobierno local «no solo exige al resto de administraciones sino que os lo exigís vosotros y planteáis iniciativas que sorprenden y que ganan tiempo al tiempo, porque hay que reinventarse continuamente».

Del proyecto Life Intext destacaron que desarrolla soluciones basadas en el área del tratamiento y reutilización de aguas residuales y la investigación de tecnologías intensivas y extensivas, permitiendo afrontar la escasez del agua en pequeñas comunidades. Con ello, a la vez, se consigue el tratamiento sostenible a nivel económico y medioambiental del agua residual y la economía circular, constituyendo un reto a nivel europeo y afrontando igualmente el problema de la despoblación mediante las nuevas tecnologías.

Y es que la tecnología de la planta de Talavera se encuentra monitorizada y enterrada casi en su totalidad, dejando en superficie pequeñas lagunas de microalgas o humedales artificiales. La de Talavera será la primera planta demostrativa en el país que incorpora este tipo de tecnología, en colaboración con el Centro de las Nuevas Tecnologías del Agua (CENTA), desarrollada por una entidad privada como Aqualia.

Colaboración público-privada. La alcaldesa de Talavera subrayó la importancia de la colaboración público-privada para poner en  marcha proyectos como este, que además son esenciales en la gestión medioambiental sostenible que tienen como pilar en su Gobierno, y con «tecnología puntera».

Los tres millones de euros invertidos por Aqualia se ampliarán además con la aprobación de otros dos nuevos proyectos nacionales en la misma línea: Life Phoenix, que supondrá 3,3 millones de euros más, vinculado al tratamiento de aguas residuales con reutilización en el sector agrario, y con implantación hasta 2024; y un tercero llamado Nice, que completará la iniciativa. Todos ellas, recordó, posicionan a Talavera «en el mapa con más fuerza, estamos en  la vanguardia medioambiental, y además crean empleo porque esto lo han hecho empresas de la ciudad».

Álvaro Gutiérrez, presidente de la Diputación de Toledo, recordó los más de 25 millones de euros que su Gobierno ha destinado en los últimos seis años a inversiones en los municipios de la provincia relacionados con el ciclo hidráulico, destinados a la realización de obras de saneamiento, alcantarillado y abastecimiento de aguas en sus localidades.

Asimismo resaltaba que este proyecto «aborde directamente la problemática de la depuración en pequeñas poblaciones, apostando por la sostenibilidad del tratamiento de aguas residuales en pequeños núcleos urbanos donde este tipo de procesos no existen o no son los suficientemente eficientes, afrontando a la vez el reto de la despoblación. «Si algo necesitan los pueblos pequeños son soluciones a sus problemas, también los relacionados con la depuración de aguas», finalizó.