Prisión por asesinato al autor confeso de matar a su pareja

J.M.
-

La titular del Juzgado de Instrucción 1 de Quintanar ordena la suspensión de la patria potestad sobre los dos hijos. Los hechos ocurrieron el día 22 en La Puebla de Almoradiel

Prisión por asesinato al autor confeso de matar a su pareja - Foto: Yolanda Lancha

La titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Quintanar de la Orden, competente en materia de violencia de género, ordena el ingreso en prisión provisional comunicada y sin fianza de Dani M. con la imputación provisional de ser el presunto autor de un delito de asesinato contra su pareja, Liliana, según informó el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha en un comunicado.
El hombre, de 50 años, confesó el pasado miércoles en una llamada a los servicios de emergencias 112 haber matado a puñaladas con un cuchillo de cocina a su pareja en el domicilio que compartían en el término municipal de La Puebla de Almoradiel.
La jueza ha establecido además como medida cautelar para el investigado la suspensión del ejercicio de la patria potestad sobre los dos menores hijos de la pareja, de 14 y 11 años, así como la prohibición de comunicarse con ellos por cualquier medio.
«En este presunto caso de violencia de género no existían denuncias previas por malos tratos», confirmó el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha en el comunicado.
Dani y Liliana, originarios de Rumanía, se empadronaron en La Puebla de Almoradiel en el año 2006, tiempo después de aterrizar en este municipio manchego de 5.300 habitantes. La pareja y los dos hijos residían desde hacía unos cuatro años en una vivienda de dos plantas en la calle Viriato. Desde allí, el hombre, de 50 años, llamó ayer a los servicios de emergencias   pasada la medianoche del miércoles para confesar que había matado a su pareja. Le asestó tres puñaladas que acabaron inmediatamente con su vida. Los médicos solo pudieron certificar el fallecimiento.
 Los dos hijos, menores de 14 y 11 años y matriculados respectivamente en el IES Aldonza Lorenzo y el colegio público Ramón y Cajal de este municipio manchego, se encontraban en la vivienda en el momento del ataque, ocurrido hacia las 00,25 horas. También residía con ellos la madre del hombre, como apuntaron a este diario los vecinos.
 Según el testimonio de los vecinos, al menos la hija de la pareja, de 14 años, se refugió durante el ataque en la casa de unos amigos, una vivienda cercana y localizada en la perpendicular de la misma calle Viriato. Desde allí, avisaron también en ese momento a los servicios de emergencias.
Los servicios psicológicos de la Junta de Comunidades atendieron a los menores en las horas posteriores a los hechos.
La Junta computa el asesinato de Liliana como la tercera muerte por violencia de género en Castilla-La Mancha en 2020, tras los casos de Puertollano el 14 de enero en el que un hombre se suicidó después de matar a su pareja y el de Toledo.
Así, el Gobierno regional, al contrario que el Gobierno de España, sí considera el crimen registrado el pasado 10 de enero en el barrio de Santa Bárbara de Toledo como violencia de género. Hay que recordar que el juez envió a prisión al hijo de la víctima mortal imputado provisionalmente por asesinato agravado y agresión sexual.