De la Cruz: «Las leyes del PP secuestraron los remanentes»

La Tribuna
-

La portavoz del equipo de Gobierno, Noelia de la Cruz, acusa a la líder del PP en el Ayuntamiento de Toledo de «atribuirse méritos que no la corresponden» y de «hiporcresía política»

Noelia de la Cruz, portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Toledo. - Foto: David Pérez

La portavoz del equipo de Gobierno, Noelia de la Cruz, ha afirmado hoy  que la alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón, «se está dejando la piel» como responsable de la FEMP para alcanzar un acuerdo con el Estado y que los ayuntamientos puedan utilizar sus remanentes «hasta ahora secuestrados por las leyes del PP»; y ha pedido a la concejala del PP Claudia Alonso que deje de crispar y de atribuirse méritos «que no le corresponden».
De la Cruz ha señalado que las manifestaciones de la portavoz del PP en el Ayuntamiento «demuestran su total desconocimiento de las negociaciones» que mantiene la FEMP con el Gobierno de España y de las condiciones del acuerdo que se está fraguando. «En lo que sí es una experta Claudia Alonso es en crispar la política local y dinamitar el consenso que todos nos hemos propuesto», remarca De la Cruz.
Para la portavoz del Gobierno local, Alonso demuestra con sus palabras «una actitud de partido perdedor», atribuyéndose méritos «que no le corresponden» y «obsesionada por el gran papel que está desempeñando la alcaldesa como vicepresidenta de la FEMP en la defensa de todos los ayuntamientos y entidades locales, con independencia de su signo político».
De la Cruz, además, ha calificado de «hipocresía política» que ahora Alonso reclame al Estado los ahorros de los ayuntamientos «cuando siempre que esta cuestión se ha planteado en el Pleno ha votado en contra sólo por el mero hecho de que en aquel momento el Gobierno de la nación estaba en manos del PP».
«Su sectarismo y obsesión le llevan por el camino de la radicalidad y de la total irrelevancia política», ha dicho la portavoz, quien ha vuelto a reclamar a Alonso «más humildad y menos soberbia» para poder avanzar desde el consenso en un acuerdo que permita al Ayuntamiento disponer de unos recursos «que hasta ahora las leyes del Partido Popular mantenían cautivos».