El estudio Ene-Covid confirma un 8,6% con anticuerpos

C.S. Jara
-

La tasa de personas que asegura no usar nunca mascarilla ha subido un 3,4% en la última ronda del informe, hasta el 10,1%

El estudio Ene-Covid confirma un 8,6% con anticuerpos

La tercera oleada del informe ENE-Covid, que estudia la presencia de anticuerpos y el grado de inmunidad desarrollado por la población frente al coronavirus arroja un leve descenso en la provincia de Toledo con respecto a las rondas anteriores del mismo estudio. La tasa se mantiene, no obstante, en niveles similares a los ya detectados en las dos primeras oledas del estudio, en las que se aprecia claramente una mayor presencia de anticuerpos del coronavirus en las provincias del centro peninsular, especialmente de las situadas en el entorno de la Comunidad de Madrid. En el caso de Toledo, la tasa sigue siendo notablemente más alta que la media de España, ya que se registra un 8,6% de presencia de anticuerpos, frente al 5,2 por ciento de la media nacional. En las dos primeras oleadas del Estudio Nacional de Sero-Epidemiología de la Infección por Sars-Cov-2 en España, la provincia había registrado tasas del 8,9% en la primera y del 8,8% en la segunda, con lo que se constata de nuevo un descenso de dos décimas con respecto a la ronda anterior. 
Con esta tercera y última ronda se completa el estudio y se confirman grandes diferencias entre unas regiones y otras. Madrid, uno de los grandes epicentros de la pandemia, la tasa se sitúa en el 11,7. Toledo se mantiene además como la provincia de Castilla-La Mancha que registra un menor nivel de personas con anticuerpos, como ya se había venido constatando en anteriores rondas del estudio. Así, la media regional se sitúa en el 9,6%, con especial incidencia en las provincias de Cuenca (11,4%) y Albacete (10,8%).
No obstante, en el conjunto del país el dato de la provincia se puede considerar elevado, ya que esta última ronda del estudio nacional de seroprevalencia confirma que hay 32 provincias que registran tasas por debajo del 5 por ciento en la presencia de anticuerpos del Covid-19.
Como señala el informe del ENE-COVID, «todos los mapas presentan un patrón muy similar, bastante mantenido a lo largo del estudio: una concentración de provincias con prevalencias cercanas o superiores al 10% en el entorno de Madrid, mientras que las prevalencias en la provincias de la costa -con excepción de Barcelona-, Andalucía y las islas son menores al 5%».
Evolución de casos. Otro de los datos analizados en las sucesivas oleadas de la encuesta es la evolución del porcentaje de personas con síntomas, fijado a partir del número de participantes que consideran haber sufrido síntomas de la enfermedad. En este aspecto se ve una clara evolución decreciente desde el 6,7% de participantes en el estudio entre el 27 de abril y el 5 de mayo al 0,8% en la oleada realizada entre el 15 y el 22 de junio. El número de personas que aseguraban sufrir síntomas compatibles con el Covid-19 fue decayendo y entre el 5 y el 11 de mayo se situaba en el 4,95%, para evolucionar a partir del 18 de mayo a tasas de entre el 0,8 y el 1,8%.
También resulta de interés el porcentaje porcentaje de participantes en la encuesta que reconoce no utilizar nunca mascarillas, incluyendo los trayectos a pie, el transporte público, transporte en vehículo compartido y el entorno laboral. El comportamiento de la provincia de Toledo resulta atípico, ya que en las primeras semanas del estudio se observa un claro avance en el uso de este material de protección, en la última ronda del mismo se puede apreciar un incremento en el número de personas que aseguran no usar nunca mascarilla.
Baja el uso de mascarilla. A pesar de que su uso se ha impuesto como obligatorio en numerosas circunstancia, el porcentaje de personas que no la utilizan ha pasado del 6,7% en la semana del 8 de junio al 10,1% en la semana siguiente. Se da la circunstancia de que es la cifra se destaca en comparación con otras provincias de Castilla-La Mancha, donde el número de personas que no utilizan la mascarilla se sitúa en cifras notablemente más bajas, salvo en Guadalajara, donde es del 9,4%. Por contra, en Madrid la tasa cae al 4,7%