La ORA amplía 61 plazas naranjas y verdes en San Martín

M.G
-

El nuevo decreto de la ORA incluye un total de 167 plazas más en la ciudad gracias a las que se habilitan en los alrededores del parking de Santa Teresa. A partir del 1 de marzo será obligatorio introducir la matrícula del vehículo en el parquímetro

La ORA amplía 61 plazas naranjas y verdes en San Martín - Foto: ï»VÁ­ctor Ballesteros

El próximo 1 de marzo se convertirá en una fecha importante para el aparcamiento regulado en Toledo. Está previsto que entre en vigor el nuevo decreto de la ORA que incluye una serie de cambios que se han ido proyectando, mejoras, ampliaciones de las plazas en algunas zonas y la entrada en funcionamiento de un vehículo que patrullará por la ciudad y puede detectar los incumplimientos en los espacios que regula la concesionaria Eysa.
La Concejalía de Movilidad ha estudiado las necesidades y las peticiones para ampliar plazas de aparcamiento regulado y pondrá en marcha 61 más -de residente (verde)y naranja- en la zona del Puente de San Martín, concretamente en la carretera de Piedrabuena y en Navalpino. Además, también está previsto incrementar el espacio de aparcamiento regulado en las calles aledañas al párking de Santa Teresa, con lo que aumenta en 167 el número total de plazas en la ciudad, y se dividen en 47 azules, 68 naranjas y 45 verdes.
Además, se han realizado algunos reajustes en las proximidades del colegio Santiago el Mayor, en el Casco Histórico, y se cambian algunas plazas verdes por azules para favorecer el aparcamiento en la entrada y salida del colegio.
Respecto a la posibilidad de que el Paseo de la Rosa también se incluya en la ORA tras la remodelación, el concejal Juan José Pérez del Pino, reconoce que Toledo «es una ciudad viva que se tiene que ir adaptando» a las necesidades, pero, de momento, no se ha anunciado ninguna medida para la zona a pesar de las críticas del Grupo Municipal Popular sobre la movilidad y la futura problemática de los aparcamientos si finalmente se proyectan en batería.
Sobre la oposición, el concejal no concede importancia a sus críticas porque asegura que no es la primera vez que se habla de este tipo de cuestiones e incluso ha llegado a escuchar «que íbamos a poner ORA en el nuevo hospital».
Al margen del aumento de plazas de la ORA, el decreto también recoge la obligación de introducir la matrícula de los vehículos en los parquímetros a partir del 1 de marzo. Con esta medida, Del Pino asegura que se garantiza una mayor seguridad y se eliminan por completo los conflictos y las denuncias que llegaban por no exhibir el distintivo o el ticket de la ORAen el parabrisas de los vehículos, que en muchas ocasiones «terminaban en los juzgados». Ahora bastará con introducir la matrícula y efectuar el pago para que quede registrado correctamente. Y lo mismo se aplicará con las infracciones, que se podrán abonar directamente en los parquímetros y en las APP.
De esta manera, se da cumplimiento al pliego de condiciones de la concesión de Eysa y  se garantiza más seguridad en los vehículos en caso de robo o desperfectos.  
Por otro lado, Del Pino señaló que el periodo de renovación de tarjetas de residente ha concluido y han quedado registrados 13.070 vehículos que dispondrán de este distintivo durante todo el año. De todos los sistemas disponibles, la mayor parte ha efectuado los trámites en el Ayuntamiento y a través de la página web -7.953-, pero también se han actualizado 4.642 tarjetas en los parquímetros y 475 a través de la app.
En principio, este año se han renovado el 87% de las tarjetas, aunque se espera que a lo largo de los próximos meses las cifras aumenten y alcancen entre las 14.500 y las 15.000 tarjetas al cierre del ejercicio.
el vehículo de apoyo. Desde hace meses circula por la ciudad un Renault Zoe de color blanco y con dos cámaras instaladas en el techo para ayudar a los controladores en su labor diaria en los espacios de aparcamiento regulado. Hasta ahora se ha usado para otras labores relacionadas con el tráfico y la seguridad, como la comprobación de la ITV, del seguro de los vehículos y de si son o no sustraídos, pero el 1 de marzo asumirá la función de vigilar y detectar las infracciones sujetas a la ORA.
El vehículo lee las matrículas y la información se envía directamente a los controladores de Eysa para que comprueben la información y puedan plantear la correspondiente denuncia. Se trata de una novedad del pliego de la concesión, pero Eysa tendrá que incorporar un segundo vehículo para cumplir con los objetivos del contrato, aunque aún no hay fecha para esta segunda adquisición.