scorecardresearch

La obra de la Circunvalación puede acabar antes de lo previsto

Leticia G. Colao
-

Los trabajos se centran en finalizar el terraplén sobre el que se ejecutará el nuevo tramo, de 1,5 kilómetros y que unirá, por fin, la Ronda del Tajo con la Variante.

La obra de la Circunvalación puede acabar antes de lo previsto - Foto: Manu Reino

Las obras para el cierre de la Circunvalación Sur de Talavera, iniciadas a principios de febrero, continúan el plan de trabajo establecido e incluso lo mejoran sobre las previsiones iniciales. Según confirman a La Tribuna desde la consejería de Fomento, y si no surge ningún imprevisto, el plazo de ejecución de 15 meses podría rebajarse y finalizar antes de marzo del próximo año.

El nuevo tramo, sin rematar desde que en 2011 se abriera la Ronda del Tajo, realizada por la Junta, supondrá su unión con la Variante Suroeste, construida por el Ministerio, cerrando así la Circunvalación Sur, y ofreciendo una nueva carretera para desviar el tráfico pesado del centro de la ciudad.

La construcción de este nuevo vial, de 1,5 kilómetros de largo con algo más de un millón de euros de presupuesto, partirá de la glorieta existente en el kilómetro 120 de la N-520 (carretera de Alcaudete de la Jara) y finalizará en el punto kilométrico 0,670 de la CM-4102 (o carretera de Los Navalmorales), mejorando las comunicaciones entre las estructuras viarias existentes.

Las máquinas son visibles desde hace un  par de meses desde los dos extremos de la carretera. En estos momentos, los operarios en la zona, alrededor de 40 personas, finalizan con la realización del terraplén sobre el que irá toda la obra. Así, transcurrirá por encima del terreno natural, para lo que ha sido necesario retirar la capa de tierra vegetal y extender un material más adecuado, que se extrae de una cantera próxima, indican.

El terraplén se justifica por la necesidad de unificar el terreno con una rasante uniforme, ya que el original es tierra de cultivo. El objetivo último es «no ir copiando la orografía del terreno, subiendo y bajando, y elevando además el terreno para permitir que se puedan colocar las obras de drenaje». Con estas, además, permitirá la comunicación entre el flujo de agua que hay entre unas zonas evitando que ejerzan de barrera a los cursos de agua natural existentes.

Una vez finalizada esta fase, se colocarán las capas de firme, realizado con un material más seleccionado, las zahorras, sobre las que se echa el aglomerado o mezcla vituminosa.

Antes de todo esto, tuvieron lugar los trabajos previos, con el desbroce del terreno, la retirada  de servicios existentes y la reposición de los que había, como instalaciones eléctricas, riego y cerramientos.

Los operarios trabajan ahora en todo el trazado, y  así puede apreciarse en el entorno. En los primeros meses se centraron en el extremo más cercano al barrio de Santa María, hasta que obtuvieron permiso para trabajar cerca de la rotonda de la N-502 o carretera de Alcaudete. Desde entonces, las tareas se reparten por el vial de 1,5 kilómetros.

Un carril por sentido. El último tramo de la Ronda del Tajo, que enlaza con la variante, no continuará con los dos carriles por sentido que sí tiene la primera parte de la carretera, construida por la Junta.

Los nuevos carriles, uno por sentido, ocuparán 10 metros del total de la calzada. 3,50 metros será para cada carril más 1,50 de arcén a cada lado, y sin acera. La carretera tendrá una velocidad máxima de 80 kilómetros por hora.

El cierre de la Circunvalación Sur de Talavera, esperado desde hace más de una década, cuando se inauguró el nuevo vial con el puente atirantado como gran elemento del proyecto, evitará el paso de unos 2.500 vehículos cada día por el centro de la ciudad. Fue uno de los datos ofrecidos por el consejero de Fomento, Nacho Hernando, cuando visitó las obras junto a la alcaldesa de Talavera, Tita García Élez, en febrero.

Entonces ya empezaba a tomar forma el grueso de los trabajos, ahora hay maquinaria de movimiento de tierra, camiones, palas cargadoras, compactadores, una cuba para regar agua y personal de mano de obra con la resposición de los servicios y el drenaje, indicaron desde Fomento.