«La parcela del cuartel de la Guardia Civil es Vega Baja»

M. G.
-

Txema Fernández, portavoz de Izquierda Unida-Podemos en el Ayuntamiento de Toledo, espera que con «el Plan de la Vega Baja no se genere una ilusión que no se cumpla»

«Espero que el Plan de Vega Baja no ilusione y no se cumpla»

Después de una crisis sanitaria tan importante, ¿cómo anda de salud Toledo?
El enfermo se está recuperando, pero necesita mucha medicina y durante mucho tiempo. La ciudad va a necesitar más que otras ciudades porque el modelo por el que apostamos desde hace tiempo no es el que mejor garantiza el futuro, el más duradero ni el más sostenible. Los toledanos han demostrado ser fuertes y saber salir de esta situación, pero insisto en que el modelo no garantizaba la salud preventiva y se ha resentido mucho.

¿Qué nota pondría a la gestión del equipo de Gobierno durante el estado de alarma?
No le pondría mala nota, al contrario, buena nota. Nosotros nos hemos sentido partícipes durante el estado de alarma de una parte muy importante de la política que se desarrollaba en el Ayuntamiento. No soy muy de números, pero quizá le pondría un ocho. No es que nos guste todo lo que ha hecho, pero sí el hecho de sentirnos partícipes. También hemos criticado cuando ha habido que hacerlo.

Desde que se inició la legislatura se habla a menudo de que el equipo de Gobierno avanza en solitario y con la mayor parte de las decisiones de carácter unilateral… ¿Ha tenido que venir una pandemia de estas características para conseguir un ayuntamiento más social, más volcado, más consciente de la necesidad de pedir opinión y ayuda?
El equipo de Gobierno, incluso con la pandemia, hace muchas cosas en solitario y la última la hemos visto con el contrato de parques y jardines. También nos hemos enterado esta semana  de que el concejal de Movilidad se ha subido a un par de autobuses nuevos y no teníamos información y que la cultura toledana se está reactivando, pero el Ayuntamiento de Toledo nos informó por la prensa de lo que tenía pensado hacer… Sigue haciendo demasiadas cosas en soledad y no es una buena estrategia, así que vamos a seguir insistiendo en que encuentre el camino por la izquierda y nosotros estaremos en esa vereda.

Se dice desde hace tiempo que los ayuntamientos son los grandes damnificados en esta crisis sobrevenida por el coronavirus. ¿Sabe ponerse el de Toledo en su sitio y reclamar lo suyo?
Si el Ayuntamiento no lo sabe vamos a exigir que lo haga. La alcaldesa de Toledo es vicepresidenta de la Federación Española de Municipios y Provincias y comparte con nosotros criterios políticos en materia económica. Creo que, de momento, el Ayuntamiento sí sabe ponerse a reclamar lo que le corresponde y que tiene que haber una salida social. Además, la alcaldesa también lo reclama por la FEMP. Aun así, le vamos a exigir que no deje de pensar en la ciudadanía y se olvide de veleidades de otros grupos políticos que insisten en vaciar de contenido al Ayuntamiento impidiendo gestionar el ingreso a partir de los impuestos. No todo el mundo en la pandemia lo ha pasado mal y ahí hay que poner el acento. El Ayuntamiento tiene que tener capacidad ética y política para pedir a los que no lo han pasado mal porque deben ser solidarios en estos momentos. Y ahí se va a encontrar con nosotros.

¿Quiénes no lo han pasado mal en estos meses?
Hay empresas que no lo han pasado tan mal. Alguna de ellas se ha reinventado y ha sido capaz de adaptar su línea de producción a otra diferente. Extrusiones Toledo ha pasado de trabajar con aluminio a hacerlo con metracrilato, por ejemplo. Y hay empresas que no dependen exclusivamente del turismo y su recuperación ha sido mucho más rápida. En el Polígono, por ejemplo, la recuperación ha ido a más ritmo, aunque hay que tener en cuenta que viven 25.000 habitantes y el Casco, sin ir más lejos, se ha despoblado y únicamente vive del turismo. Es un error que hay que analizar y corregir.

Esta semana se ha aprobado una partida de casi 500.000 euros dentro del plan de reactivación que han apoyado todos los grupos. ¿Un buen primer paso?
Estamos contentos porque se va a aprobar esta partida,  que se va a implementar porque no alcanzaba esta cantidad y gracias a nuestro grupo sí, ya que propusimos destinar otros 60.000 euros de unas ayudas a las empresas. Aun así, nos sentimos frustrados porque sabemos que la ayuda que va a salir del Ayuntamiento no va a salvar nada porque se van a dar entre 800 y 1.000 euros a las empresas que llevan meses sin recibir ingresos, pero bienvenido sea. Es un primer paso que un ayuntamiento se ponga delante y al frente de la recuperación.

Quedan muchos temas por tratar en esta legislatura, pero llama la atención el retraso del contrato de limpieza y de recogida de basura. ¿Se sabe algo más? ¿Ahí IU-Podemos está dispuesto a pelear?
Igual que con todo lo demás. Estamos siendo guerreros y vamos a serlo también con el contrato de parques y jardines porque se ha aprobado el pliego de condiciones a espaldas de todo el mundo y creemos que es un mal pliego que no garantiza que el trabajo en parques y jardines sea eficaz ni eficiente. Este contrato no tiene ningún diagnóstico, no sabemos si lo que se ha hecho hasta ahora es suficiente, si se necesita más y cuánto más o menos, así que esperamos que en el siguiente pliego de condiciones, el de la limpieza viaria, por ejemplo, se realice un diagnóstico porque antes de hacer un contrato hay que saber en qué condiciones estamos.
A partir de ahí será necesario garantizar conceptos fundamentales, como los derechos laborales de los trabajadores, pero en el contrato de parques y jardines no se garantiza que cobren la nómina todos los meses porque no hay ninguna sanción a la empresa en caso de impago y ya se han producido impagos. Vamos a estar vigilantes, vamos a ser propositivos, queremos un modelo de gestión directa y no nos da miedo decir que es el mejor modelo, el más eficaz, eficiente y no busca el beneficio empresarial, sino el social.

En la comisión de Hacienda de esta semana solicitaste que se trajera a estas convocatorias distintos contratos para su análisis…
Para que no ocurra, por ejemplo, lo que h a pasado con el de las escaleras mecánicas. Se tiene que contar con los parabienes y los para males para males de un contrato y así poder tomar una decisión. Sería bastante cortoplacista y parcial elaborar un nuevo pliego en el contrato de la limpieza si no sabemos cómo está el servicio en la actualidad. En el contrato de las escaleras mecánicas es ilógico que su mantenimiento se encargue a una empresa si finalmente lo está pagando el Ayuntamiento… Pensamos que no se está haciendo como se debe y por eso insistimos en traer la fiscalización de los contratos porque en el de las escaleras mecánicas, sin ir más lejos, es cuestión de echar cuentas.

El pliego de condiciones del Plan Especial de Vega Baja está listo y a punto de salir y parece que el documento estará elaborado el próximo verano según las previsiones que avanza el concejal de Urbanismo, José Pablo Sabrido. ¿Es arriesgado poner fecha? ¿Estará listo?
Es responsabilidad del gobierno. El concejal de Urbanismo se arriesgó a hablar en una comisión en el primer semestre de legislatura de fechas para el POM y generó una expectativa que no sé si va a poder cumplir, aunque ojalá sea así con el Plan Especial de la Vega Baja. Pero este último tiene que estar sustentado con un documento de Busquets muy general que habla del problema pero no da ninguna solución. Hay que integrar el urbanismo con la protección arqueológica y paisajística… ¿Alguien no opina esto?
Sin embargo, no nos dice cómo hacerlo y supongo que se especificará cuando la adjudicataria de la elaboración del plan lo ponga encima de la mesa. Y el resto de grupos políticos esperamos poder verlo con tiempo y no que  nos den políticas de hechos consumados. Queremos aportar y poder dar nuestra opinión, como ya hicimos en el Plan de Movilidad con la posibilidad de un plan de mercancías porque así lo consideramos. Esperamos que con el Plan de la Vega Baja no se genere una ilusión y no se cumpla.

¿Es arriesgado dejar en manos del redactor del Plan Especial de Vega Baja el ámbito de actuación y decida qué es o no Vega Baja?
Es arriesgado, sí. Una vez que te pones a reflexionar piensas que si el redactor restringe el ámbito de actuación a una determinada zona qué ocurre si en la parcela de al lado se encuentran restos arqueológicos. Hay que imaginarse que el Circo Romano tendrá restos arqueológicos en muchas zonas y habría que dejar abierto el plan siempre y cuando se mantengan los criterios de protección de la zona, pero no para planes urbanizadores. Si esto es así contará con nosotros, pero si dejar el plan abierto es para hacer lo que quieran ahí no nos van a tener al lado.

¿Puede ocurrir que la parcela en la que se quiere levantar el cuartel de la Guardia Civil quede excluida de Vega Baja para allanar el proyecto?
Es posible, pero hay hechos objetivos. Cuando se declara Vega Baja podemos discutir si La Peraleda es o no Vega Baja, pero esa parcela no es discutible, sí lo es. Y ya puede decir Busquets, el adjudicatario o quien sea que no lo es. Imaginemos también que un día  tiran el Hospital Virgen de la Salud y se encuentran la basílica regia visigoda o un cementerio, yo que sé, quizá hay que permitirle al redactor que haga una intervención sobre la parcela hospitalaria y que amplíe la zona, pero no voy a permitir que Vega Baja se reduzca.

¿Estamos a tiempo de avanzar en esta legislatura en el Plan de Ordenación Municipal?
Ahí soy más pesimista. El Plan de Movilidad y de Vega Baja sí lo vamos a aprobar en esta legislatura, pero el POM no. Las aventuras en las que se han metido hasta ahora de las modificaciones puntuales, como la 29, que no está aprobada pero planteaba el ensanche de la ciudad por La Peraleda, lo va a retrasar. Este grupo va a hacer una lectura del POM no expansiva como quieren algunos, sino introspectiva, ocupando parcelas desarrolladas y sin desarrollo arquitectónico y proponiendo medidas para que se ocupen viviendas vacías. Sin embargo, la modificación 29 iba por el lado contrario. No sé si el POM se esbozará en esta legislatura, pero no se va a aprobar y de eso sí estoy seguro.

¿Y del proyecto de Safont se sabe algo más?
Nada. Sabemos que pasó de un presunto parque ferial a un presunto parque fluvial y no tenemos proyecto. Lo único que sabemos es que la empresa concesionaria del proyecto inicial ha cobrado la indemnización por paralización de obra. Estamos a la expectativa. Nuestro grupo llevó una propuesta para modificar el recinto del parque ferial por un recinto de parque fluvial para que se realizara una expansión saludable.

Está en marcha la novación del convenio del Nudo Norte, pero parece que la deuda no es negociable y el Ayuntamiento tendrá que seguir pagando esos 11 millones de euros.
Fue un despropósito del Ayuntamiento firmar un convenio expropiatorio de 9,6 millones de euros por esos terrenos en 2008. Se engañaron mutuamente el Ayuntamiento y la empresa. Se expropió de forma muy sobrevalorada, pero lo que no queremos es que el pago condicione el urbanismo de Toledo y 30.000 unidades de aprovechamiento urbanístico que habría que darle a Condominio condicionaba demasiado. Hubiésemos preferido que se hubiesen hecho las cosas con raciocinio, pero no a costa del urbanismo de la ciudad. Y hay que tener en cuenta que se realizó antes de la modificación puntual 29 del Plan General del 86 y la sensación que se nos queda es que la empresa quería controlar la urbanización en La Peraleda.

Ahora se va a redactar un nuevo convenio… ¿Contará con el apoyo de IU-Podemos?
Estamos dispuestos a solucionar el problema. Y si no condiciona urbanísticamente la ciudad y encontramos la solución económica pagando sin que afecte a la regla de gasto, preferimos pagarlo.

¿Hay buena sintonía con el equipo de Gobierno municipal?
Es algo muy subjetivo, pero me siento cómodo con el equipo de Gobierno y con la oposición. Con algunos y algunas las discusiones políticas son gruesas y graves, pero siempre insistiré en que nuestra función hay que restringirla a la labor política. A nivel personal me llevo bien y a nivel político nos encontramos en muchos temas. Por ejemplo, si ellos plantean contratos de gestión pública a empresas privadas nos tienen enfrente.

Pero también es cierto que se dice que habla mucho en las comisiones, que es un poco la mosca cojonera...
No sé si les gusta que hable, pero vamos a seguir igual. No le he faltado el respeto nunca a nadie y sobre ese talante político vamos a exponer siempre nuestra postura. Si a alguien no le gusta... ¡Qué le vamos a hacer.

Parece que en las comisiones tanto la concejala de Vox, Ángeles Ramos, como el concejal no adscrito, Luis Miguel Nuñez, están como convidados de piedra.
Me da la sensación de que hay algunos que no se leen las cosas. Es un rollo lo que nos meten de vez en cuando para estudiar, como el pasado fin de semana, pero hay informes muy interesantes para la ciudad. Sin embargo, Nuñez cuenta que parece que estamos todos discutidos...Es lógico que no pensemos lo mismo. Todos los grupos hablan de pactos, pero habrá que ver para qué y para quién. Y si no es así no hablamos de pactos, hablamos de fotos. Está claro que ambos están en las antípodas a nivel ideológico respecto a nosotros y si se empeñan en hablar de cosas vacías políticamente no nos va a encontrar nunca.

Llevamos un año de legislatura ya... ¿Cómo es el balance?
Estamos trabajando con un objetivo político para que el Ayuntamiento de Toledo haga políticas de izquierdas. También con un objetivo social para no dejar a nadie atrás, una frase que se ha puesto ahora muy de moda, pero ya lo decíamos nosotros, que había que trabajar para la mayoría social y la clase trabajadora. Eso nos está llevando a realizar nuestro trabajo desde esa perspectiva y creo que lo estamos realizando bien. Se nos está viendo en la ciudad.
El balance es positivo y estamos sacando a la luz aspectos del Ayuntamiento de Toledo que hasta ahora no se habían debatido, como los contratos menores, lo que ocurre  en los patronatos y en los contratos con empresas de servicios públicos. Insisto en que el balance es positivo a nivel político y también social.