scorecardresearch

Una gran sala polivalente sustituye al restaurante

M.G
-

No obstante, aunque se haya desterrado esta idea, la empresa gestora no descarta celebrar un cátering en esta estancia, que ocupa 700 metros cuadrados, en momentos puntuales

Una gran sala polivalente sustituye al restaurante - Foto: Yolanda Redondo

El proyecto original de Rafael Moneo contaba con una amplia estancia de 700 metros cuadrados destinada como restaurante para 500 comensales. Sin embargo, la empresa gestora optó por otra alternativa en cuanto se le adjudicó el contrato, puesto que consideraba que transformar este espacio «en una sala polivalente» era lo que necesitaba el Palacio de Congresos «porque las actividades congresuales necesitan este tipo de espacios», explica el director general de GIS, Francisco Ruiz Mañas.

En este caso, la concesionaria, que acumula una dilatada experiencia en la gestión de grandes eventos, sabe que los congresos van de la mano de un área expositiva donde las «grandes casas comerciales apuestan, traen sus productos y son importantes fuentes de ingreso». GIS comenzó a analizar esta propuesta a primeros de año y mantuvo algunas conversaciones con Rafael Moneo, al que agradecen su disposición y colaboración desde el primer momento.

A pesar de que se ha desterrado la idea de la puesta en marcha de un gran restaurante, esta empresa no descarta celebrar un cátering en esta estancia en momentos puntuales.

El diseño de esta gran sala ha ofrecido algunas complejidades técnicas desde el principio y varias modificaciones en el proyecto. Los cambios sobrevinieron a raíz de la visita de los hosteleros toledanos, que aconsejaron a los técnicos habilitar un pequeño salón VIP en otra altura con capacidad para 40 ó 50 personas. Además, también se barajó en su momento la instalación de una cocina diseñada en dos plantas, la más baja destinada como almacén, conectada mediante tres ascensores. Sin embargo, a GISno le convenció la idea porque quiere sacar mayor partido a un espacio que si hubiera terminado siendo un restaurante exigiría mantenerlo abierto con independencia de la actividad congresual.

Aun así, la concesionaria es consciente de la necesidad de habilitar una cafetería que ofrezca servicio durante los eventos, puesto que mantenerla abierta todos los días no tiene sentido, según Ruiz Mañas, ya que esa posibilidad la ofrecen los bares y cafeterías próximos al Palacio de Congresos.

el remonte. La paralización de esta infraestructura por la negativa de la Junta a continuar financiándola está cosechando numerosas críticas, pero GIS se siente fuera de este problema porque se trata de una «infraestructura de ciudad que no tiene nada que ver con nosotros», apunta el director general de la concesionaria, dado que «no influye en el Palacio de Congresos» . Por tanto, considera que se trata de un remonte mecánico «complementario pero enfocado al turismo».

En este sentido, quizá lo más preocupante es que la zona ofrezca la visión actual de las obras y no se devuelva a su estado orgininal en caso de que se rechace definitivamente la construcción del remonte. Y aun así, Ruiz Mañas considera que el edificio de Moneo, que sí está preocupado y apuesta por terminar esta infraestructura, es espectacular y tiene otros ángulos que impactan por su sencillez y su mimetismo con el Casco Histórico.