Los restos del castillo de Dosbarrios, en la Lista Roja

Redacción
-

Hispania Nostra pone el acento en el deterioro progresivo de la zona muraria así como de las estancias abovedadas interiores, pudiendo llevar a su definitiva desaparición

Los restos del castillo de Dosbarrios, en la Lista Rojo

redacción / toledo
La provincia de Toledo ya suma 17 elementos patrimoniales en la  Lista Roja del Patrimonio que elabora Hispania Nostra. La última incorporación a esta lista que alerta sobre los riesgos de desaparición, destrucción o alteración esencial de los elementos del Patrimonio Cultural Español para  darlos a conocer y lograr su consolidación o restauración ha sido  el castillo de Carabanchel o Monreal, en Dosbarrios. El motivo, el «deterioro progresivo  de la zona muraria así como de las estancias abovedadas interiores, pudiendo llevar a su definitiva desaparición».
Este castillo, situado a 9 kilómetros del término municipal de Dos Barrios, se alza sobre un cerro que domina el Valle de Valdecarábanos, sobre La Mancha toledana, describen desde Hispania Nostra. «Actualmente, quedan pocos restos de lo que debió ser una imponente fortaleza, con fuerte muralla, foso y gran plaza de armas». 
El deficiente estado de conservación del castillo impide trazar con exactitud su primitiva planta, señalan desde Hispania Nostra que añaden que la misma «debió de adaptarse al cerro sobre el que se asienta el enclave y, por ende, asemejarse a un triángulo isósceles cuya base correspondería al lienzo norte, abierto a la llanura». 
El castillo de Carabanchel o Monreal, fue edificado con mampostería y argamasa de cal y arena, y únicamente resta de él, en un estado aceptable de conservación, la esquina noreste. «Esta muestra todavía una altura reseñable», valoran desde la asociación que resalta que en la cara externa del lado norte destacan dos vanos, en lo que sería la segunda planta del edificio. 
En el lado este, continúan, encontramos todavía una torre semicircular. Y en cuanto al interior destacan, adosadas al paño norte, dos estancias paralelas cubiertas por bóvedas de cañón. «Según B. Pavón Maldonado, existen elementos arquitectónicos como la entrada acodada que permiten calificar la fortificación como islámica», concluyen.
Estos restos han sido incluidos en la lista dentro de la categoría de Patrimonio Militar, una Lista Roja  tiene también entre sus ‘invitados’  la Iglesia de Nuestra Señora del Castillo y recinto fortificado del Cerro del Castillo en Castillo de Bayuela (incluido en septiembre de 2014); el Castilllo de Oreja, en Ontígola (julio de 2013); el Castillo de Montalbán en San Martín de Montalbán (marzo de 2011);  el Castillo de Almonacid de Toledo (mayo de 2008); el Castillo de Casarrubios del Monte (mayor de 2008); el Castillo de Caudilla o Rivadeneyra (febrero de 2008);  y el Castillo de las Guadalerzas, en Los Yébenes (diciembre de 2007).
A estos ocho elementos patrimoniales se suman la Torre o torreón de Alfarach en Toledo capital, en la categoría de Murallas; el Río Tajo a su paso por Toledo en la categoría de Patrimonio Natural; Casa Rincón de Borox y la Casa Palacio del S. XVIII también de  Borox en Patrimonio Civil;  la Ermita de San Pedro de la Mata de Casalgordo, como Patrimonio Religioso; la Ermita de Santa Ana de El Toboso, también en la categoría de Religioso; la Necrópolis Medieval de Toledo, en Patrimonio Religoso; el Palacio del Gran Comendador de la Orden de San Juan de Jerusalén en España y sus pinturas en Madridejos como Patrimonio Civil; y la Iglesia de Nuestra Señora de los Reyes de Caudilla en la categoría de  Patrimonio Religioso.
Por su parte, destaca en la Lista Verde el Mausoleo hispano-romano de Las Vegas de San Antonio en Patrimonio Arqueológico que entró en Lista Roja en enero de 2016 para salir de ella solo seis meses después, en julio, puesto que «inmediatamente después de la inclusión  en la Lista Roja se procedió a su limpieza. Sin embaro, señala Hispania nostra que «en aunque limpio «su entorno continúa siendo desastroso».
También pasó a color verde en agosto de 2012 la Atalaya de Valmojado (declarada en rojo en diciembre de 2007) tras la caducidad de un expediente administrativo de desarrollo urbanístico.