Dos detenidos por intentar matar a un hombre en Yeles

J.S.
-

Los sospechosos abordaron presuntamente a la víctima en la calle y le dieron primero una paliza. A continuación, lo apuñalaron varias veces. El ataque ocurrió en noviembre de 2019

Un agente sostiene una de las armas de fuego intervenidas. - Foto: Guardia Civil

La Guardia Civil, en el marco de la operación ‘Virosto’, ha detenido a dos hombres de 28 y 48 años por un delito de tentativa de homicidio cometido en la localidad de Yeles, donde agredieron a un hombre con un arma blanca, además de golpearlo brutalmente. Estos individuos también han sido imputados por los delitos omisión del deber de socorro, tenencia ilícita de armas, otro contra la salud pública y por defraudación de fluido eléctrico.
Según informa la Guardia Civil en un comunicado, se han practicado dos registro domiciliarios donde la Guardia Civil ha intervenido seis armas de fuego reales, numerosa munición de distintos calibres, armas blancas, 12.000 en metálico, y se ha desmantelado una plantación indoor de marihuana de donde se han incautado 900 plantas y 2.000 esquejes. También se han intervenido hasta tres vehículos, dos de ellos empleados en la comisión de la tentativa de homicidio.
El pasado mes de noviembre, la Guardia Civil tuvo conocimiento de que un hombre se encontraba en el centro de salud de la localidad de Illescas con numerosas heridas producidas por un arma blanca, por lo que inicialmente se trasladó hasta el lugar una patrulla de Seguridad Ciudadana, la cual obtuvo los primeros datos sobre la víctima antes de que fuera trasladado al Hospital Virgen de la Salud de Toledo.
El equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Illescas se hizo cargo de la investigación de este grave suceso, el cual se había cometido en una calle de la localidad de Yeles, una población de la comarca de la Sagra con unos 5.000 empadronados, cuando la víctima, un hombre de 30 años, se disponía a recoger su vehículo.
En ese momento, la víctima fue sorprendida por dos hombres que le agredieron inicialmente con puñetazos y patadas, para después herirlo de gravedad con un arma blanca con la que lo apuñalaron en repetidas ocasiones, según detalla el comunicado de la Guardia Civil.
Tras varios meses de investigación, los agentes del equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Illescas lograron la identidad de los dos posibles autores de esta agresión, dos hombres unidos por lazos familiares que no tenían ninguna relación laboral ni familiar con la víctima, y que residían en dos viviendas de este municipio toledano.
Una vez verificada toda la información obtenida durante la investigación, los agentes de la Guardia Civil llevaron a cabo dos registros simultáneos en estas propiedades, donde los agentes hallaron dos revólveres municionados y preparados para ser usados en cualquier momento y con la numeración borrada, una pistola detonadora, tres escopetas de caza, numerosa munición de distintos calibres, armas blancas y 12.000 €euros en metálico.
Además, los agentes de la Guardia Civil desmantelaron una plantación de interior de marihuana, donde se incautaron de 900 plantas,  2.000 esquejes y diversa documentación.
elementos intervenidos. Los agentes de la Guardia Civil han intervenido todo este material, así como tres vehículos, dos de ellos relacionados directamente en la comisión de la agresión y detuvo a estos dos hombres por los delitos de tentativa de homicidio, omisión del deber de socorro, tenencia ilícita de armas, contra la salud pública por cultivo o elaboración de drogas y por defraudación de fluido eléctrico, por lo que fueron puestos a disposición del Juzgado de Instancia e Instrucción de Guardia de Illescas.
En esta operación policial, han colaborado con este equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Illescas, la Usecic, UCE y Servicio Cinológico de la Comandancia de Toledo, Seguridad Ciudadana de las localidades de Esquivias y Seseña, y Policía Local de Yeles, tal y como detalla en el comunicado la Guardia Civil.
De esta manera, los juzgados de Illescas instruirán este violento caso ocurrido hace tres meses en la localidad de Yeles.