Junio arrancó con 133 pensionistas más en la provincia

J.S.
-

No obstante, la cifra sigue por debajo de la registrada el 1 de abril de este año. El cuarto mes del año se estrenó con 116.613 toledanos en la nómina de la Seguridad Social frente a los 116.035 actuales

Un total de 71.359 toledanos han cobrado este mes la pensión de jubilación. - Foto: Antonio Bartolomé

La Seguridad Social abonó en junio un total de 116.035 pensiones en la provincia de Toledo, lo que supone un mínimo repunte del 0,11% con  respecto al mes anterior. En definitiva, se invierte la tendencia registrada a primeros de mayo cuando el número de pensiones contributivas en Toledo cayó un 0,60%.
Las razones del descenso histórico de la nómina de toledanos beneficiarios de una pensión pública -el comportamiento se reprodujo también a nivel nacional como regional-  hay  que  buscarlas  tanto  en  la evolución de la pandemia como en la declaración del estado de alarma. La primera de ellas provocó un importante incremento de las bajas en el sistema debido a que el nuevo patógeno se cebó especialmente con las personas mayores. Además, el cierre de las oficinas debido al confinamiento de la población provocó también  un  descenso  del número de altas.
Un mes más tarde, con la situación algo más normalizada, el número de pensiones abonadas en Toledo se incrementó en 133. No obstante, la cifra sigue por debajo de la registrada el 1 de abril de este año. El cuarto mes del año se estrenó con 116.613 toledanos en la nómina de la Seguridad Social frente a los 116.035 actuales. Es decir, el primer cuatrimestre del año arrancó con 578 toledanos más percibiendo una pensión pública.
El incremento de beneficiarios también ha hecho que repunte la factura de la nómina que mensualmente paga la Seguridad Social en la provincia de Toledo. A primeros de este mes desembolsó 108,20 millones de euros frente a los 107,97 millones del mes de abril. El incremento es del 0,21%. Si embargo, el abono es inferior en un 0,12%al registrado a comienzos del segundo cuatrimestre del año. En el mes de abril, la factura alcanzó lo 108,33 millones de euros en la provincia. La pensión media en Toledo se situó a comienzos de este mes en 932,55 euros. Son 78,48 euros menos que la media nacional situada en 1.011,03 euros mensuales.
La evolución experimentada en Toledo -provincia de residencia del 31,14%de los pensionistas castellano-manchegos- es similar al comportamiento observado en el conjunto de la región. Castilla-La Mancha registró en el mes de junio un total de 372.533 pensionistas que cobraron una pensión media de 933,73 euros, 77,3 euros por debajo de la media nacional. Estos datos suponen 435 pensiones más respecto al mes de mayo, cuando registró 372.098, pero un aumento en el número de pensionistas del 2,14% con respecto al mismo mes del año anterior.
Jubilación. Un total de 71.359 toledanos han cobrado este mes la pensión de jubilación. Son tan sólo 16 más que en mayo, pero 410 menos que el pasado abril, lo que demuestra que el nuevo patógeno ha sido especialmente virulento con los mayores. La pensión de jubilación media en Toledo es de 1.067,48 euros frente a los 1.161,88 euros de la media nacional. En total, 94,4 euros menos.