SAMAR cancela la reunión sobre la línea Madrid-Talavera

L.G.C. /L.T.
-

El encuentro iba a tener lugar mañana con la Junta, el Ayuntamiento, la plataforma y la concesionaria del servicio, con una adjudicación de 1998 y prorrogada desde 2013. Los usuarios "están cansados de poner reclamaciones que no sirven para nada".

SAMAR cancela la reunión sobre la línea Madrid-Talavera

La Plataforma de afectados del Transporte de Talavera denuncia que los directivos de SAMAR no han querido reunirse con el director de Transportes de Castilla-La Mancha, la alcaldesa de Talavera y representantes de este colectivo, ante la petición por el mal servicio y el recorte de horarios en  los últimos meses en la línea Talavera-Madrid.
Por ello, indican en nota de prensa, se solicitó un encuentro a 4 bandas fijada para mañana 11 de agosto, en horario de mañana, a pesar de las dificultades de los representantes de la Plataforma por motivos laborales, quienes finalmente accedieron para defender sus derechos y exponer las necesidades, «en un ambiente de diálogo, como hasta ahora se había venido realizando».
Sin embargo, los representantes de SAMAR han plantado a las autoridades y representantes de los usuarios, todo ello sin una excusa de recibo, aseguran.
Los afectados por este transporte de carretera recuerdan que entre sus grandes problemas se encuentran viajar durante una hora y media por trayecto, a más de 40 grados, en el interior de un autobús, con una mascarilla puesta y con un aire acondicionado que funciona regular o directamente no funciona; que las taquillas solo funcionen hasta la 13,30 horas de lunes a viernes y fines de semana cerradas, y que no se pueda pagar con tarjeta de crédito.
Tener que salir una hora antes para poder llegar a tu trabajo, o esperar una hora mas para poder llegar a casa, porque los horarios no se ajustan a la normalidad previa al estado de alarma, o que aumenten 8 euros al «impuesto revolucionario» que pagan por un abono prolongación  que cuesta 75 euros -por 36 kilómetros dese Santa Olalla a Talavera- y que se puede solo usar para un trayecto en cada dirección, (uno para Madrid y otro a Talavera) cuando el  abono de Madrid E-2 te cubre todos los desplazamientos en Madrid de forma ilimitada y además los 82 kilómetros desde Príncipe Pío hasta Santa Olalla por solo 131 euros.
Del mismo modo denuncian que no se están aplicando los descuentos de familia numerosa  o minusvalía en el abono prolongación o que no se ejecute alguna alternativa económicamente viable que beneficie a los usuarios. 
Los responsables de la Plataforma de afectados del Transporte de Talavera, consideran que SAMAR se aprovecha de varias circunstancias, la primera y más importante que trabaja en base a unas condiciones contractuales que fueron firmadas en 1998, y caducadas en el 2013, «lo que les permite tener la sartén por el mango y hacer lo que les venga en gana». Entre esto, que «supuestamente por la pandemia mundial», haya dejado de prestar más de una veintena de horarios antes establecidos hacía Talavera o Madrid, de ahí que haya dejado sin transporte a más de una treintena de pueblos como Montesclaros, para luego, después de presionarles, presten un servicio de caridad sin tener en cuenta la demanda real, o que su flota de autobuses puedan ir cumpliendo años, hasta 15, con el consiguiente envejecimiento y aumento de averías.
«Todo esto y más lo permite un contrato caduco de hace más de 32 años y todo esto con la quiescencia del Ministro Ábalos, que tenemos serias dudas de que sepa dónde están Tierras de Talavera y no saca a licitación la VAC-087».
Los usuarios, finalizan, «están cansados de poner reclamaciones, no se sienten escuchados, y las cosas siguen yendo a peor».