scorecardresearch

España será importante en la apertura global de la OTAN

J. Monroy
-

El Seminario Internacional de Seguridad y Defensa, que vuelve a Toledo, analiza el crecimiento de la Alianza Atlántica con la guerra de Ucrania y la necesidad de doblar el presupuesto en Defensa

España será importante en la apertura global de la OTAN - Foto: David Pérez

Mucho ha cambiado el mundo en tres años. Entonces, el último Seminario Internacional de Seguridad y Defensa celebrado hasta la fecha en Toledo abordaba el «vértigo» de la retirada americana de la OTAN de la mano de Trump. Dos años después, en Madrid, estudiaba la consecuencia de la vuelta de USA. Estos días, en Toledo, se está celebrando su XXXIV edición con el elocuente título de 'La agresión rusa despierta a la OTAN y la UE'. A lo largo de tres días se van a abordar diversas consecuencias del conflicto ucraniano. Pero durante la primera jornada ya se pusieron sobre la mesa cuestiones como el despertar de la Alianza Atlántica, el importante papel que en sus nuevas estratégicas ha de jugar España y la necesidad de doblar el presupuesto de Defensa a lo largo de los próximos diez años.

El Seminario regresa a Toledo de la mano de la Asociación de Periodistas Europeos. Su presidente, Miguel Ángel Aguilar, recordaba las palabras de presidente francés Macrón, que diagnosticó «la muerte cerebral de la OTAN». Situación «de la que nos ha sacado la agresión rusa, que despierta tanto a la OTAN, como a la Unión Europea; al sentirnos agredidos, nos damos cuenta del valor que tiene la alianza y de que es algo a lo que no podemos renunciar, porque si perdemos pie en la seguridad, perdemos pie en nuestros valores, en la democracia, de forma que le ha salido el tiro por la culata al señor Putin, que ha ido a agredir y lo que ha hecho es despertar nuestro compromiso con los valores de la democracia y reconocer en los ucranianos a sus defensores en primera línea».

En el mismo sentido, el secretario general de Política de Defensa (Segenpol), el almirante Francisco Martínez Núñez, apuntó que una guerra «siempre es un fracaso», en este caso especialmente doloroso, «por la crueldad devastadora y porque creíamos tener un sistema de seguridad europea que ha fallado». Ahora, los europeos están haciendo bien su papel de ayuda al agredido y contención, pero no tanto en evitar los «efectos catalíticos para el resto del mundo». Su deber, además, es mirar más allá en dos direcciones, en la búsqueda del alto el fuego, lo que parece complicado, y en reconstruir la estructura de seguridad europea que ha fallado.

Desde la caída de la URSS, apuntó el almirante, esta estructura de seguridad se ha basado en la confianza mutua, y ahora se tendrá que basar «en la desconfianza». Quizás haya que llevar más fuerzas cerca de Rusia.

Además, a una semana de la cumbre de la OTANen Madrid, el Segenpol adelantó que España tiene que ser importante en la nueva estrategia de la Alianza, que «con generosidad e inteligencia, va a mirar a otros lados desde la empatía». Es un «mirar al sur» y otras direcciones, donde nuestro país tendrá una gran responsabilidad.

Doblar el gasto. El consejero de Hacienda, Alfonso Ruiz Molina, tuvo otrora responsabilidades en Defensa. Desde su experiencia, el conflicto puede ser positivo para el despertar de la OTAN y porque ya no hay debate, se ha puesto sobre la mesa la necesidad de subir el gasto en Defensa al dos por ciento del PIB. Esto supondrá doblar la inversión actual en una década.

Esto es positivo para Ruiz Molina porque a su juicio, «el gasto de Defensa no solo nos hace estar más seguros, sino que tendrá un efecto importante en el PIB y la generación de empleo, y la I+D repercutirá en el mundo  civil. Mataremos varios pájaros de un tiro». A su juicio, hay que sacar el máximo beneficio de la industria armamentística.