Totanés inicia la excavación del crómlech la próxima semana

J.M.
-

La subvención y la autorización de la Junta hacen posible avanzar en la datación del conjunto

Totanés inicia la excavación del crómlech la próxima semana

El Ayuntamiento de Totanés, una localidad de Los Montes de Toledo con 400 empadronados, ha recibido esta semana una subvención de 5.000 euros de la Junta de Comunidades y la autorización de la Consejería de Cultura para la excavación en uno de los dos crómlech del conjunto megalítico completado con dos menhires. Así lo explicó ayer a este diario la delegada de Cultura del Consistorio, Elena Gutiérrez, quien aseguró que los trabajos comenzarán la próxima semana con la cofinanciación del Ayuntamiento. La averiguación de la datación resulta fundamental para saber la relevancia de la disposición
Las máquinas de una Universidad española servirán para la excavación del crómlech más grande con la intención de fijar la data de este conjunto megalítico, que puede remontarse a la época de la Edad del Cobre, entre el Neolítico y la Edad del Bronce. Las piedras de un metro de altura aproximadamente se encuentran a un kilómetro y medio del núcleo urbano, en un terreno privado, y fueron descubiertas por el propio exalcalde Ildefonso Gutiérrez. El grupo de arqueólogos e historiadores del grupo Cota 667 vieron la posible relevancia de esta disposición. «Está claro que fueron puestas por el hombre», afirma la delegada de Cultura, entusiasmada por el inicio de los trabajos.
«Creen que puede ser el crómlech más grande de España. El más grande de la Península está en Évora (Portugal). Está claro que es un crómlech», resalta la delegada de Cultura, quien subrayó que tendrá relevancia nacional si se confirma el origen en la Edad del Cobre.
La autorización y la subvención servirá también para explorar en el otro crómlech y en los menhires para avanzar en la datación del origen de estos conjuntos. «Estoy casi en una nube. Voy haciendo bandera de Totanés, un pueblo pequeño de 400 habitantes», subraya Gutiérrez.
Los expertos creen que, inicialmente, los crómlech fueron únicamente monumentos funerarios que rodeaban a los dólmenes o túmulos, los cuales, más tarde, pudieron convertirse en recintos sagrados y, en algunos casos, en una especie de templos. Así, son mucho más escasos que otros monumentos megalíticos como los dólmenes o los menhires.