scorecardresearch

La oposición lamenta que el POM sea «poco ambicioso»

M.G
-

Los grupos municipales apuntan que el avance del plan urbanístico es «un diagnóstico de la situación urbanística» y critican el retraso de siete años

La oposición lamenta que el POM sea «poco ambicioso» - Foto: Yolanda Lancha

Decepcionados, sorprendidos y cansados. Así se sentían esta mañana los representantes de los grupos municipales a la salida de la comisión especial de urbanismo que se celebró para presentar el avance del Plan de Ordenación Municipal. Llevaban muchos meses pidiendo información y no salieron convencidos a pesar de que abordaron las líneas estratégicas del futuro desarrollo urbanístico y se quedaron con ganas de preguntar, de resolver dudas y, sobre todo, con ganas de un documento más preciso como punto de partida. 

«Que se nos presente esto es una falta de respeto a la ciudadanía y a los grupos», comentó Pablo Corrales, concejal del PP. Aseguró que no se trata de un avance del POM, «más bien de un mero diagnóstico de la situación urbanística». No entiende que el plan sea «tan poco ambicioso» que se conforme con recuperar 15.000 habitantes en los próximos 20 o 25 años y critica su poca concreción a la hora de priorizar» los futuros desarrollos urbanísticos para evitar que la ciudad siga creciendo a modo de archipiélago».

A Corrales tampoco le gustó que se hablase de alta densidad de construcción porque considera «que es estar fuera de la realidad» y mostró cierta inquietud por el futuro desarrollo de La Peraleda, sobre todo, por el hecho de que «se ha metido el cuartel de la Guardia Civil como punta de lanza para su desarrollo urbanístico y se ha hecho con poco tacto». Aun así, en el PP aceptan el reto del PSOE de intentar lograr un acuerdo.

Más crítico aún se mostró su compañero de partido José Luis López Gamarra, que tiene claro que el avance del POM en estos momentos es una estrategia electoral, «un bombón con un envoltorio precioso» que lleva muchos años de retraso. Cree que el Ayuntamiento debe preocuparse más «de las infraestructuras, sobre todo, teniendo en cuenta la construcción de viviendas, que supondrá una mayor movilidad, como puede ocurrir en la zona de La Peraleda.

«Ir buscando los aprovechamientos urbanísticos le va a salir caro al Ayuntamiento», sostuvo tras la reunión.

Por su parte, Araceli de la Calle, de Ciudadanos, también salió decepcionada «porque para un boceto de estas características no hacen falta siete años». Considera que las infraestructuras que se plantean «dan respuesta a los problemas de hoy, pero no a los de futuro». Y esperaba saber dónde ira el recinto ferial, qué ocurrirá con Safont, y echa en falta más instalaciones deportivas, entre otras cuestiones.

Para Txema Fernández, de IU-Podemos, lo llamativo es que con esta presentación «se haya tratado de realizar una interpretación del POM» y prefiere analizar el documento con tranquilidad., aunque avanzó que falta «un análisis de necesidad» que indique, entre otras cosas si son necesarias entre 12.000 y 18.000 viviendas «o hay que sacar al mercado las 3.500 viviendas vacías que hay».

También se pregunta quién vivirá en Palomarejos si se fomenta un POM que acerque a los residentes a los lugares de trabajo, un objetivo «que logrará que los barrios se deshabiten».

Tampoco la portavoz de Vox, María Ángeles Ramos, salió contenta. Tildó el POM «de declaración de intenciones» y se mostró muy molesta por «las reuniones que está manteniendo el equipo de Gobierno con distintos grupos políticos. Al suyo no lo han llamado y lamenta «esas conductas antidemocráticas».

Por contra, el concejal no adscrito, Luis Miguel Nuñez, se mostró más optimista, agradeció el trabajo del área de Urbanismo y considera que se plantea una buena oportunidad para definir el futuro POM y distanciarlo del anterior.

Consenso. El concejal de Urbanismo, José Pablo Sabrido, está convencido de que el POM «gusta» a la oposición aunque exprese lo contrario. «Se trata de un magnífico proyecto que es susceptible de ser mejorado». Tiene claro «que nadie descubre sus cartas el primer día y esperaba que no dijeran lo magnífico que es aunque lo piensen».

Respecto al POM, defiende que lo importante no es que se construya o no, sino cómo se construya y que se respete el patrimonio y el paisaje y está convencido de que saldrá adelante.