IU denuncia que no les dan papeles del pliego de la basura

LT
-

Dice que les condenan a ir por los desopachos de los técnicos preguntando las dudas y teme que el servicio será como quiera la empersa, no lo que necesita Toledo

IU denuncia que no les dan papeles del pliego de la basura - Foto: Yolanda Lancha

José María Fernández, portavoz municipal de Izquierda Unida Podemos, dice que mal empieza el futuro nuevo contrato de la recogida de basura cuando la semana pasada se convocó a la oposición a una comisión informativa específica para hablar de este asunto y el Gobierno no les entregó «ni un papel». «Seguimos sin el pliego de condiciones que regirá una contratación que va a costar cien millones de euros: once millones al año más imprevistos durante siete años y otro de prorroga».

Le resulta «rocambolesco» que aún así les piden aportaciones y les invitan a pasear por los despachos de los técnicos para despejar dudas. Su opinión es que en tales condiciones resulta muy difícil hacer propuestas con criterio y cree que «para ser serios lo lógico sería que la documentación ya estuviera en manos de partidos y entidades de la ciudad» que desean mejorar este servicio público.

Fernández tampoco está de acuerdo con el PSOE en elegir la nueva modalidad de contratación para prestación de servicios públicos a la ciudadanía porque es un método «sin riesgo para el contratista» al que «le garantizan el equilibrio económico, que es el beneficio industrial» y que el concejal calcula «en el 6%», es decir, «como poco en ocho años seis millones de euros, que no está mal».

De lo que les explicaron saca que van a pesar más los criterios económicos (55%) que los técnicos y sociales, de forma que el Ayuntamiento dirá qué hacer pero no cómo dejando a la empresa las fórmulas de actuar en la limpieza y se teme que optará «por lo más barato» y el resultado será «una mala prestación del servicio» sin garantías para los trabajadores.

Le choca que no se dice nada de contenedores accesibles, ni del marrón o el de aceite, tampoco de diversificar horarios, que la concienciación «pesa un punto» en el concurso y los aspirantes van a poner «lo que menos le cueste». También sospecha que el adjudicatario vendrá con la experiencia de otra ciudad y va a ser malo para Toledo que tiene sus propias características.

En sentido contrario no entiende que les obligan a desbroces de parcelas y al riego de árboles para lo que ya hay otras empresas contratadas por el Ayuntamiento

En resumen, se les deja demasiado margen de decisión, no se entrega a los vecinos los contratos para fiscalizar y la empresa «hará lo que quiera», va a implantar su moldeo, no el que necesita Toledo.

IU lamenta que no se cuestiona recuperar el servicio para la gestión directa y pregunta por qué no hacerlo si hay 11 millones anuales disponibles y existe una empresa pública municipal que bajo su criterio puede asumirlo.

Izquierda Unida Podemos envía un par de «recordatorios» al Gobieno del Ayuntamiento de Toledo, el primero, a punto de que acaben las obras de la biblioteca del Polígono es que «hay que completarlas con el acuerdo de Pleno para que cumpla su función social», es decir, tiene que estar abierta por la mañana y que contraten el personal necesario.

En segundo lugar, José María Fernández pide que tengan «sensibilidad» ante las altas temperaturas del verano y estudien las posibilidades sanitarias de poner en funcionamiento las fuentes.

Respecto a los problemas con el gas en el colegio Gregorio Marañón el concejal no tiene duda de que la competencia es de la Junta de Comunidades y solo espera «que no ocurra nada» que amargue ese debate.

Con relación al colapso de las Urgencias del Virgen Salud lo achaca a los recortes y a la eliminación de servicios que asegura se están produciendo. Urge abrir el nuevo hospital, indica, pero también observa «falta de responsabilidad» individual y menciona la foto de la calle Arco de Palacio llena este Corpus.

Por último, como adelanto a la moción del PP al Pleno sobre los indultos afirma que es un debate «que no afecta a la ciudad de Toledo», que son «un puente» para buscar una «solución política» y que no pasa nada porque «si vuelven a delinquir serán encerrados».