Pintadas contra Berlanga en el Salto del Caballo

Redacción
-

Después de no conseguir el ascenso a Segunda B, un sector de la afición sigue pidiendo la marcha de Jorge Berlanga, máximo accionista del CD Toledo. Reclama un cambio de rumbo ante las ofertas de compra que han surgido en las últimas semanas.

Pintadas contra Berlanga en el Salto del Caballo

'Salvemos al Toledo', 'Berlanga vete ya' o 'SOS Toledo' Estás son las pintadas que han aparecido en los muros del estadio municipal del Salto del Caballo. 
Después de no conseguir el ascenso a Segunda B, un sector de la afición sigue pidiendo la cabeza de Jorge Berlanga, máximo accionista d club. Reclama un cambio de rumbo ante las ofertas de compra que han surgido en las últimas semanas. 
El presidente, Juan Juárez, y Jorge Berlanga, protagonizan un episodio más de su tira y afloja.  
Pintadas contra Berlanga en el Salto del CaballoPintadas contra Berlanga en el Salto del CaballoY es que, el mandatario lleva semanas lanzándole un órdago al propietario. Quiere comprar el club y, para ello, ha reunido a otros empresarios de la ciudad para hacer causa común. Sin embargo, la dichosa deuda con el fisco, de aproximadamente 600.000 euros, sigue siendo la brecha insalvable. Berlanga insiste en traspasar su mayoría accionarial por un precio fijo y ese accesorio, algo a lo que la otra parte no quiere acceder. Obvio que el mexicano quiere recuperar la mayor parte de su inversión. Pero su club se ha desvalorizado. Lo adquirió en Segunda B y lo tiene en Tercera. Una categoría que en un año podría devaluarse.
Menos aún cuando el propio Juárez ha hecho un desembolso importante desde su entrada en el accionariado de la entidad, un paquete que, incluso, el mexicano estaría dispuesto a devolverle por una cantidad infinitamente menor. Otra fisura más. Demasiadas. Y eso que la opinión pública está con él a pesar del patinazo del domingo pasado antes del encuentro de semifinales, en plena transmisión televisiva. La afición quiere a su CD Toledo en manos de otros que no sea el actual. Y, si son toledanas, no hay lugar para más argumentos.
El problema es que el máximo accionista se ha encontrado con otro grupo inversor que quiere comprar el conjunto verde. Y es mexicano. Obviamente, las condiciones son diametralmente opuestas a las de la otra oferta. En este caso, el precio se reduciría notablemente, quizás a lo que asciende la deuda con Hacienda y la Seguridad Social. Eso sí, Berlanga se mantendría dentro del CD Toledo, no se sabe con qué funciones, pero sí con su modelo de negocio. El que ha explicado muchas veces. Traer compatriotas para su fogueo e intentar que despunten para obtener rédito. Su forma de sacar adelante parte del presupuesto (desde su punto de vista). Su forma de obtener un beneficio (para los incrédulos).
El caso es que está a punto de concluir la temporada 2019/20 y no hay noticias de que el CD Toledo vaya a tener otro dueño ya mismo. Mientras tanto, Jorge Berlanga y Juan Juárez deberían esforzarse por modificar la dirección de las cabezas del águila de su escudo. De lo contrario, sería complicado arrancar con ilusión (al menos en la calle) un nuevo curso. Su desencuentro ha provocado zancadillas a los que tiene que saltar al campo en cada partido. Y eso no se puede permitir.