scorecardresearch

Los mayores son la principal víctima en incendios domésticos

LT
-

Aseguradoras y Bomberos promueven en la Semana de la Prevención de Incendios la colocación de detectores de humos porque la intoxicación es una causa habitual de fallecimientos en lo siniestros

Imagen de archivo de una intervención de los bomberos de Toledo. - Foto: David Pérez

Se va a celebrar en Toledo la XVII Semana de la Prevención de Incendios desde hoy 18 al 22 de mayo en la plaza del Ayuntamiento con la participación de los Bomberos y de Protección Civil para dar visibilidad a la labor que realizan los profesionales si bien en esta edición la información gira en torno a los detectores de humos que son fáciles y baratos de conseguir en ferreterías y su alarma estridente salva vidas, el resultado mejora si además se añade un extintor.

Juan José Pérez del Pino, concejal de Seguridad Ciudadana, Gabriel Muñoz, director-gerente de la Asociación Profesional de Técnicos de Bomberos, Cristina López, representante de Fundación Mapfre, Isabelo Sánchez, oficial de Bomberos, y Ángel Villasante, integrante de Protección Civil, han presentado el programa de actividades.

Los datos indican que el año 2020 se produjeron 47 incendios al día en el hogar (sobre todo por enchufes y regletas) teniendo como resultado 119 muertos (7 en Toledo), la mayoría por intoxicación de noche y ni siquiera se despiertan (por eso el detector de humo es este año lo que se fomenta). Los mayores son la población más afectada y la muchos de ellos vivían solos.

Las causas son regletas en mal estado, cargas de baterías de los aparatos, braseros y aparatos de calor en general, los fumadores que se quedan dormidos, descuidos en la cocina por campanas o sartenes que salen ardiendo.

Por eso las jornadas van dirigidas a todos los públicos (se ha invitado a colegios con los que se harán talleres de prevención de incendios con cosas cotidianas con el fin de que los niños sean maestros dentro de las familias ya que son más receptivos y les resulta atractivo) así como a las asociaciones de vecinos para que participen.

Cristina López indica que hacen hincapié en las personas más vulnerables, jóvenes, mayores y discapacitados para que aprendan a actuar. Señala que Mapfre revierte a la sociedad parte de sus beneficios y que el área de prevención realiza actividades de sensibilización y educación con el objetivo de reducir a cero las víctimas.

Explica que el coste de la prevención es mucho menor que reparar daños, más si hay perdidas de vida o lesiones, y subraya que Toledo como municipio patrimonio exige más cuidado y requiere unos Bomberos especializados y entrenados, ademá de unos habitantes concienciados. En ese contexto estas actividades permiten aprender de quienes saben (se acercan también a colegios y residencias de ancianos) y participan 40 localidades en la campaña que ha dado el salto a Hispanoamérica.

Gabriel Muñoz recuerda que llevan 17 años organizando la semana para fomentar en la población las medidas  de prevención y opina que con los profesionales se hace mucho más atractivo ya que son el servicio mejor valorado en Europa. Asegura que los niños son los mejores transmisores de las enseñanzas y en este caso al realizarse en una plaza abierta espera que se acerquen familias enteras y hasta turistas.

Isabelo Sánchez recalca que participan bomberos de forma voluntaria y fuera de sus horas de trabajo y que la idea es hacer que los hogares, centros de trabajo y educativos sean más seguros. Va dirigido a los niños para inculcar las normas básicas y se imparten cuatro talleres en cuatro días en una 'casa del humo', una carpa, que posibilita experimentar como evacuar en caso de incendios. Ángel Villasante comenta que los talleres sobre reanimación estarán a cargo de Protección Civil.