Talavera pide «un golpe de realidad» frente al trasvase

La Tribuna
-

El concejal de Patrimonio y Política Medioambiental, Sergio de la Llave, aplaude la petición de un informe sobre la cabecera del Tajo pero reclama «materalización de hechos» y que se tenga en cuenta el cambio climático

Talavera pide «un golpe de realidad» frente al trasvase - Foto: L.G.C.

El concejal de Patrimonio y Política Medioambiental Sostenible, Sergio de la Llave, ha valorado positivamente la solicitud que la Comisión Central de Explotación del Acueducto Tajo-Segura (CCEATS) ha hecho al Centro de Estudios y Experimentación de Obras Públicas (CEDEX) para elaborar un informe, a partir del análisis estadístico de las aportaciones y las reservas existentes en los últimos años en los embalses de cabecera del río Tajo, Entrepeñas y Buendía, así como incluir una proyección en un escenario de cambio climático, con el objetivo de dotar a la cabecera del río de «mayor seguridad y estabilidad» en sus reservas, tal y como dio a conocer en el día de ayer la CCEATS tras reunirse en el Ministerio para la Transición Ecológica.
De la Llave ha señalado que «aunque es un paso más al frente en defensa de los intereses hídricos de Talavera y de Castilla-La Mancha, necesitamos un golpe de realidad en torno al trasvase, una apuesta firme para la finalización del mismo y la materialización de hechos que terminen con el expolio que viene sufriendo la cabecera y la cuenca cedente desde hace décadas», explica en nota de prensa.
El concejal considera que el cambio climático es una «evidencia» y es el «nuevo escenario en torno al cual tiene que gestionarse la acción política en cuanto a planificación hidrológica», porque «no podemos estar actuando en base a las previsiones de reservas y de precipitaciones de hace años cuando la realidad es que en este ciclo hidrológico ha llovido un 30 por ciento menos que en el anterior».
En la misma línea, el edil ha señalado que es de agradecer la sensibilidad que ha mostrado el Ministerio para la Transición Ecológica en relación a un aumento paulatino de la desalación o al incremento del control en la gestión de los vertidos que van al río, pero ha subrayado que «es esencial modificar las reglas de explotación»; en el caso de Talavera, ha concretado, se necesita agua en calidad y cantidad que acabe con los problemas de salubridad y garantice el desarrollo y el crecimiento en torno a este recurso natural.
Así lo ha manifestado tras la decisión de la CCEATS de proponer un trasvase para el mes de agosto de 20 hectómetros cúbicos, que tiene que ser autorizado por el Ministerio; una vez más basándose en el Memorándum que fue aprobado por el Gobierno regional de Cospedal sin tener en cuenta las necesidades e intereses de la comunidad ni tampoco la voz de los castellano-manchegos. «Lo único que se ha vuelto a tener en cuenta es que el volumen embalsado en Entrepeñas y Buendía sigue en el nivel 3 -situación hidrológica excepcional-, pero no se han pasado por Talavera para ver cómo transcurre el río a su paso por la ciudad, ese sí que es el verdadero presente y no unas reglas de explotación desfasadas, desactualizadas y que nos parecen injustas».
Cambio de talante. A pesar de esto, Sergio de la Llave ha puesto de manifiesto el «cambio de talante» en el Gobierno central respecto al trasvase y el resto de circunstancias que rodean la planificación hidrológica, como el anuncio por parte de la ministra de incluir a los Pueblos Ribereños en la Comisión de Explotación, aunque ha asegurado que «hay que cambiar las normas del juego en torno al trasvase, porque no deja de ser sino una derivación del desarrollo, el crecimiento y el futuro de Castilla-La Mancha al Levante».
Antes de finalizar, el edil ha recordado que, en la misma dirección de las reivindicaciones de esta ciudad y esta región, para tener un caudal ecológico, por ejemplo, en el Tajo Medio, están las de la Directiva Marco del Agua y las sentencias del Tribunal Supremo, que «al final van a primar por encima de cualquier otra postura». Igualmente, se ha mostrado convencido de que «estamos defendiendo la razón, el sentido común y la sostenibilidad».