scorecardresearch

CCOO denuncia que Schreiber rompe el convenio y baja salarios

L.T.
-

El sindicato lamenta que un mes después de firmar el convenio colectivo, la firma recorta el sueldo entre un 15 y un 20% a los trabajadores de Talavera y Noblejas.

CCOO denuncia que Schreiber rompe el convenio y baja salarios - Foto: L.T.

Comisiones Obreras ha denunciado que la empresa Schreiber Foods ha roto «a las bravas» el convenio colectivo firmado hace un mes, y ha recortado el salario en la nómina del mes de abril a los 800 trabajadores que tiene en las plantas de Noblejas y Talavera de la Reina.

En nota de prensa, CCOO ha explicado que la empresa láctea estadounidense ha aplicado «un sustancial recorte» en la nómina del mes de abril a sus empleados, que oscila entre el 15 y el 20 por  ciento de sus retribuciones, porque la dirección de Schreiber Foods les ha «recalculado» a todos el salario base, del que depende también el plus de antigüedad.

La presidenta del Comité de Empresa de Schreiber Foods-Noblebjas, Cristina Ramírez, ha afirmado que la empresa «ha aplicado de forma unilateral, por las bravas, una modificación sustancial de las condiciones económicas» y ha advertido que «recién firmado el convenio colectivo, la empresa ha roto el acuerdo y ha hecho trizas la paz social».

«Esto no puede quedar así, es un atropello, la gente está más que indignada, está furiosa y con razón», ha dicho Ramírez, quien ha considerado que esta actuación «impresentable e inaceptable» de Schreiber Foods solo tiene una explicación: «La negativa de la empresa a cumplir el convenio colectivo que ambas partes firmamos hace apenas un mes, el pasado 14 de abril».

Al respecto, el sindicato señala que el recorte de salario viene precedido por la firma del convenio colectivo en el que se incluye la aplicación, desde el 1 de enero del año pasado hasta el final de 2024, de la cláusula de revisión salarial, sin tope.

A partir de este momento la dirección de la empresa «comenzó a presionarnos a los representantes de los trabajadores y a coaccionar a la plantilla para que renunciase a esta cláusula o se aceptará toparla al 3 por ciento», explica Ramírez.

Y ha añadido que como los empleados se negaron a aceptar las condiciones que planteaba la empresa «como represalia, se han inventado que estaban haciendo mal las nóminas y sin contar con nadie han recortado lo que les ha dado la gana».

Por su parte, el secretario de Organización de CCOO-Industria de Toledo, Jesús Félix Roldán, considera una «vergüenza lo que ha hecho Schreiber Foods», ya que «pretende invalidar la cláusula de revisión salarial que la parte social consiguió incluir en el convenio colectivo».

En sus palabras, «una vez pactado, firmado y publicado el convenio colectivo, Schreiber Foods no puede anular las bazas que logró anotarse la parte social; ni inventarse excusas para invalidarlas»».

Se va a solicitar una mediación previa a la interposición de conflicto colecto y ha añadido que todavía tienen por decidir si habrá huelga o se interpondrá una demanda judicial, porque ha mantenido que lo que ha hecho la empresa «tiene que ser rectificado sí o sí y esa rectificación no tiene por qué costar ni un solo euro a ningún trabajador».