"Toledo tiene que ser la punta de lanza de defensa de España

J. Monroy
-
Claudia Alonso, candidata del PP a la Alcaldía de Toledo. - Foto: Víctor Ballesteros

La candidata del PP a la Alcaldía de Toledo asegura: "No vengo a ser alcaldesa para a ver si dentro de cuatro años, pasito a pasito,le quito el puesto a otro".

¿Cuánto tiempo llevaba soñando con poder optar a la Alcaldía de Toledo?
Esto no va de sueños, va de responsabilidades. Pero desde un tiempo a esta parte, había mucha gente en Toledo, muchos vecinos, que me pedían que diera el paso. Y cuando me lo piden por parte del partido, no podía hacer otra cosa. No hay nada que pueda generar más orgullo a una toledana de toda la vida que poder tener la oportunidad de ser la alcaldesa de la mejor ciudad del mundo.
Ahora es mucha responsabilidad.
Sí, es muchísima responsabilidad, tengo mucho respeto a la ciudad. Pero, sobre todo, lo que me genera es muchísima ilusión, y tenemos muchas ganas de ponernos a trabajar. Creo que estamos en una ciudad privilegiada por nuestra historia, por nuestro patrimonio y por nuestro acerbo cultural; creo que estamos situados estratégicamente en un punto neurálgico de la península, que nos puede permitir ser un motor de creación económica y atracción de empresas importantes; creo que tenemos unas infraestructuras que, evidentemente, tenemos que mejorar, pero que son muy buenas y nos permiten atraer más capitales y más gente; y creo que vivimos en una ciudad que tiene por derecho propio la capacidad de ser la capital cultural a nivel nacional y europeo. Creo que lo tenemos todo, lo único que hay que hacer es ponerlo en marcha, y durante estos doce años no se ha puesto en marcha todas las aptitudes que tiene la ciudad para sacar lo mejor de ella.
¿Cree que influirá mucho la política nacional en estas elecciones locales?
Toledo es la cuna de España. Los toledanos somos orgullosos toledanos y orgullosos españoles, independientemente de la ideología que tengamos. Y yo creo que nos ocupa y nos preocupa y nos ocupa mucho en la ciudad de Toledo lo que está ocurriendo a nivel nacional. Como yo no soy la que se sienta a la izquierda de Pedro Sánchez y yo no soy la que recogió los avales para que Pedro Sánchez acabara siendo presidente del Gobierno con los apoyos de Bildu o los apoyos de Ezquerra Republicana; como no soy una persona que en ciertos temas tenga dobleces, ni se esconda, ni diga una cosa y la contraria, creo que es una cuestión que no es menor, y Toledo y la alcaldesa de Toledo tienen que ser la punta de lanza en la defensa de España.
¿Cómo ve la constitución de Gobierno en Andalucía?
Me parece una oportunidad para el cambio. Creo que en los gobiernos, por higiene democrática, cuando las cosas además no han funcionado bien, la alternancia política es buena. Por eso también pido una alternancia política aquí, entre otras cosas, no sólo por la mera alternancia, sino porque creo que hay una generación entera que no ha conocido un Gobierno municipal distinto, y porque creo que en doce años hay ciudades que se han transformado y ciudades de toda España que han dado un salto abismal, que han sido capaces de atraer empresas, y ese salto no lo ha dado la ciudad de Toledo.
¿Está elaborando ya la lista del PP para las elecciones?
Mi lista son los más de ochenta y tres mil ciudadanos de Toledo. Tengo muy claro que, evidentemente, la lista es un elemento importante, porque este no es un proyecto personal, sino un proyecto de equipo, que se verá cuando se deba ver, pero yo quiero ser alcaldesa para todos. Yo no quiero ser alcaldesa sólo para quienes me han votado, o para un barrio determinado, creo que Toledo somos todos, y que esta es una ciudad muy heterogénea, hay que atender a todo el mundo y hay que gobernar para todos.
¿Incluirá a miembros de su partido que apoyaron a Carlos Velázquez?
Creo que entre los ochenta y tres mil ciudadanos de Toledo hay sensibilidades muy diferentes.
Usted no tuvo ninguna duda en apoyar a Paco Núñez.
Ninguna. Porque siempre tuve claro que necesitábamos para Castilla-La Mancha un político que se convirtiera en el mejor aliado de la ciudad de Toledo. Para eso, tienes que conocer, primero, el partido, y segundo, la política regional. Y creo que tenemos al mejor candidato para llevar a cabo es proyecto. Y lo que tengo es ahora el convencimiento de que aquí no va a haber una política de enfrentamiento entre el Ayuntamiento y la Junta, sino una política de colaboración y lealtad institucional. Creo que Paco Núñez tiene en la cabeza la importancia que tiene Toledo, y eso nos ayuda. Es consciente de los problemas que tiene la ciudad a nivel regional, donde también ha de tener una presencia importante, porque creo que Toledo ha de tener un discurso regional importante, es capital y además se tiene que comportar como capital. Y no me queda ninguna duda de que Paco Núñez va a ser el mejor presidente para Castilla-La Mancha y el mejor presidente para Toledo.
Ya ha dicho usted varias veces que un alcalde debe tener experiencia regional.
Creo que un alcalde debe tener una visión global. Porque aquí en la ciudad no todos los problemas se solucionan por parte del Ayuntamiento como administración. Uno tiene que saber que esta es una ciudad en la que confluyen muchas administraciones y en la que tienes que saber cómo tratar a todas. Yo tengo claro que no vengo a ser alcaldesa para a ver si dentro de cuatro años, pasito a pasito, le quito el puesto a otro. Yo vendo a ser alcaldesa para ser alcaldesa, y creo que mi obligación será conocer a todas las administraciones, para resolver los problemas de la ciudad.
También tendrá que tener un alcalde cintura para negociar. Se acabaron las mayorías absolutas, también en Toledo.
Yo ahora lo que tengo claro es que tengo que explicarle a la gente el proyecto de ciudad que quiero. Creo que lo que le tengo que explicar a la gente es cómo podemos generar mayor riqueza, mayor empleo, mayores oportunidades, hacer que nuestros vecinos no tengan la necesidad de irse a municipios cercanos porque no han encontrado soluciones habitacionales suficientes. Creo que tenemos que explicarle a los vecinos cómo podemos hacer una ciudad más cómoda para las familias, desde los niños pequeños a los mayores. Les tenemos que explicar cómo podemos hacer que el Ayuntamiento les ayude en materia impositiva, no puede ser que seamos la tercera ciudad de España en carga impositiva (me avergüenza que el ranking sea Carmena, Colau, Tolón). Creo que le tenemos que explicar a la gente cómo en esta ciudad, teniéndolo todo y trabajando todos juntos, puede ser una ciudad como nunca para los toledanos. Después, quiero sacar las cuestiones importantes de la ciudad con el apoyo de los 25 concejales, no sólo una parte.
¿Qué relación tiene con el resto de candidatos o sus posibles socios de Gobierno?
Yo respeto mucho mucho a todas las personas que dan el paso de presentarse para trabajar por su ciudad. Me parece una decisión valiente y muy responsable. Lo primero que tiene que haber en política es respeto.
¿Metería a VOXen su Gobierno si hace falta?
Yo tengo claro que ahora lo que tengo que hacer es pactar con los más de ochenta y tres mil ciudadanos de Toledo. Eso es lo que están esperando los ciudadanos, que les ofrezcamos un proyecto de ciudad ambicioso y realista, porque yo no voy a prometer lo que no puedo hacer, y además un proyecto de ciudad que voy a poner en marcha desde el día 1 de la legislatura. No creo que la política municipal sea hacer tres obritas a ver si saco votos tres o cuatro meses antes de la campaña. Esto necesita de cambios estructurales y de cambios imperantes que se tienen que hacer desde el primer momento
¿Cómo ve la posibilidad de que Mi Barrio sin Amianto se presente a las elecciones?
A mí, la Plataforma, como tal, hasta donde ha llegado, todo lo que ha movido, me parece un ejercicio de valentía inmenso. A partir de ahí, que ellos decidan dar más o menos pasos es algo en lo que yo no debo entrar.
¿Se define Claudia Alonso como feminista?
Sí, porque soy una mujer que cree que las mujeres debemos portearemos entre nosotras, ayudarnos entre nosotras, defendernos y defender la igualdad de la mujer. Sólo que si defender el feminismo es aceptar de plano todos los discurso que la izquierda nos lleva vendiendo desde hace muchos años, hay muchas mujeres que se sienten incómodas con ese término. En todo el planeta están surgiendo unas nuevas corrientes feministas, que no tienen nada que ver con el discurso que vende la izquierda. Creo que la mayoría de las mujeres somos feministas, sólo que la izquierda española quiere imponer su propia versión sobre lo que es el feminismo. Igualdad, evidentemente: igualdad de derechos, igualdad de oportunidades, igualdad de dignidad. Ahora, si el feminismo es decir «aborto sí», ahí no me van a ver.; si el feminismo es la criminalización de cierto tipo de cuestiones, ahí no me van a ver; si el feminismo supone el adoctrinamiento, ahí no me van a ver. En la defensa de las mujeres estamos todos, es mi obligación, que tengo dos niñas, y mi obligación enseñarlas a dar el paso, y ahora se está dando el paso.

¿Cómo ve Toledo después de doce años de Gobierno socialista?
Veo estos doce años como una oportunidad perdida, como muchas oportunidades perdidas. Yo veo la transformación de los cascos históricos, por ejemplo, el de Vitoria, y cómo se han transformado ciudades europeas; yo veo que zonas, como por ejemplo La Sagra, han sido capaces de atraer a grandes empresas, que están generando muchos puestos de trabajo estables; y creo que Toledo podría haber dado ese paso fundamental. Y creo que en Toledo, como el PSOE y la misma izquierda ha venido gobernando durante los últimos doce años, ha habido temas que, si tú coges el periódico hoy, la portada es la misma que hace diez años. Eso nos ha impedido crecer. Por eso yo tengo muy claro que yo no vengo a enfrentarme con nadie, ni con ninguna administración, ni a tratar de hacer ese tipo de juego que no beneficia a los toledanos, sino todo lo contrario.
¿Ha comenzado el PP municipal a esbozar ya su programa?
Claro. Una de las cuestiones fundamentales en esta campaña es nuestro programa electoral, sobre todo, porque mi intención es tener un proyecto de Gobierno. La clave del programa será adaptar Toledo para convertirla en una ciudad del siglo XXI. Hay que trabajar en cosas fundamentales, como en el planeamiento urbanístico, porque el que tenemos es de 1986. A lo mejor, a la gente le hablar del planeamiento y te pregunta qué es eso. Pues eso significa que hemos perdido mucha población que ha tenido que irse a otros sitios, porque no encontraba vivienda. Y yo quiero una ciudad que apueste por sus jóvenes, que apueste por las familias jóvenes, y por un Casco histórico que no siga perdiendo, año tras año, población. Quiero una ciudad que sea capaz de cohesionar sus barrios, de tener mejores equipamientos, tener mejores infraestructuras. Quiero una ciudad que apoye y que apueste por una ampliación del tejido industrial, que es básico, y no tenemos suelo suficiente, porque no se ha podido desarrollar. Quiero una ciudad que apueste por unas comunicaciones del siglo XXI; no puede ser que haya barrios cercanos, como La Legua y Valparaíso, que para de una calle a otra tengas que dar la vuelta a Toledo, o que haya barrios que no tengan autobuses cuando llegan las horas más necesarias. Quiero una ciudad del siglo XXI.
¿Y todo eso cómo se conjuga con una bajada de impuestos?
Ahora estamos en la aprobación de presupuestos, y resulta muy triste ver que, año tras año, los equipos socialistas han hecho que los ciudadanos de Toledo seamos de los que más impuestos paguemos de España. Eso es una mala gestión de las políticas públicas. Creo que Toledo tiene capacidad suficiente como para poder bajar los impuestos de verdad, e incluso para que algunos puedan eliminarse prácticamente. Y creo que cuando eso sucede, las empresas y las ciudades crecen, y los ciudadanos pueden invertir más. Desde luego, lo que yo tengo muy claro es que no se puede arruinar a un comercio con la tasa de basuras, no puedes tener unos costes fijos en el comercio  por parte del Ayuntamiento que te impidan dar de comer a tu familia. Ahí tenemos que hacer una política integral, un estudio realista de los impuestos que hay en Toledo, y explicar a los toledanos que se puede, perfectamente, bajar los impuestos. Cuando se ha hecho, ha sido bueno para la ciudad.
¿Cómo piensa mejorar los servicios públicos?
Lo primero, haciendo bien los contratos. No puede ser que los contratos públicos no salgan en plazos y que cuando por fin salgan, lo hagan viciados. No puede ser que se apruebe un pliego de transporte público, para luego modificarlo a la semana. No puede ser que tengamos una recogida de basuras, que se ha demostrado que es ineficaz, más en una ciudad Patrimonio. Creo que hay que abrir el debate a la ciudad y por supuesto trabajar con los profesionales.
¿Hay que abrir entonces la participación ciudadana?
Hay que abrir el Ayuntamiento a la ciudad de Toledo, a todos. Y estoy hablando de las asociaciones de vecinos, pero también de todos y cada uno de los toledanos, que tienen algo que aportar. A mí, desde luego, no me va a pasar eso de que me llegue un vecino por la calle y me diga que lleva dos años la alcaldesa sin recibirlo. Mi despacho, físicamente, lo voy a poner en la calle.
Como toledana criada en el Casco, ¿cómo mejoraría la zona histórica?
Lo primero, haciendo una planificación real de las necesidades, sus potencialidades y sus problemas. Hay que tener en cuenta que el Casco histórico es Patrimonio de la Humanidad, por lo que el cuidado del patrimonio debe ser absolutamente prioritario, algo fundamental, pero el barrio tiene que ser accesible y habitable. Eso pasa por cuestiones básicas, como que no podemos tener un pavimento del siglo XIX, hasta la necesidad de generar mayores servicios públicos, ordenar el tráfico y los servicios públicos, y de contar con la opinión de los vecinos, que queremos seguir viviendo aquí.
¿Cómo acabamos con el bolseo?
El de Toledo no es el único Casco histórico del mundo. Es verdad que somos el segundo más grande de Europa. Pero no somos la primera ciudad de España que ha tenido un problema de recogida de residuos. Creo que el bolseo, en su momento, cuando se planteó, fue una solución buena. Pero aquel sistema se ha evidenciado que está totalmente fuera de las necesidades actuales. No es una cosa que diga sólo el PP. Se ha aprobado en el Consejo de Participación del Casco. Se necesita tener cabeza y tener voluntad política. Y aquí algunos no han tenido ningún tipo de voluntad política de solucionar las cuestiones.
También queda pendiente, desde hace tiempo, solucionar el problema del amianto.
Esa es una prioridad básica. Porque no podemos tener a veinte mil ciudadanos asustados, corriendo peligro ellos y sus familias de salud pública. Creo que eso debe ser una prioridad, y la prioridad no es decir que el amianto no es perjudicial para la salud o que se van a iniciar las labores de recogida en junio, luego en julio, después del verano, después de los reyes... Yo no vengo a engañar a la gente. Sé que el tema es complicado y es difícil. Pero también tengo claro que vengo defendiendo semana a semana, mes tras mes, la necesidad de que en toda la ciudad tomemos conciencia de que este es un problema capital, un problema de salud pública inmenso, y que tenemos que solucionarlo. Aquí no vale un discurso partidista, porque o lo solucionamos, o va a ser un problema todavía más grave y sus consecuencias, inasumibles.
¿Será positivo para Toledo Puy du Fou?
Creo que es una buena inversión, que puede generar muchos puestos de trabajo, que también puede ayudar al posicionamiento estratégico de la ciudad a nivel turístico nacional, e incluso, internacional. Creo que si las cosas se hacen bien, y creo que se van a hacer bien, puede ser algo positivo. Yo recibo con mucho agrado todas aquellas iniciativas empresariales que supongan un beneficio para la ciudad.