scorecardresearch

La Mesa por Talavera reconoce que «falta mucho por hacer»

Lola Morán Fdez.
-

Lamentan la lentitud de los avances en materia de infraestructuras y la falta de apoyo del Gobierno central

La Mesa por Talavera reconoce que «falta mucho por hacer» - Foto: Manu_Reino

Cuando se cumplen hoy cuatro años de la multitudinaria manifestación del 11-N para exigir a las administraciones inversiones e infraestructuras, la Mesa por la Recuperación de Talavera y Comarca considera que si bien es cierto «que se ha avanzado en algunos aspectos, también es cierto que falta mucho por hacer, sobre todo en tema de infraestructuras, comunicaciones, transporte y sanidad». Así se pronunció uno de los portavoces de la Mesa por la Recuperación de Talavera y Comarca, Óscar Muñoz, quien insistió en la necesidad de que el Gobierno central se implique con las reivindicaciones de la ciudad para poder avanzar.

En este sentido, recordó que se sigue trabajando en el Pacto por la Recuperación Social y Económica de Talavera y su Comarca y «se han conseguido algunos objetivos». Entre ellos apuntó algunos como la consecución del Grado de Informática para la Universidad talaverana, un cambio en las ordenanzas municipales que permite el uso terciario en la primera fase del polígono industrial de Torrehierro, la homologación de la pista de atletismo por parte de la Real Federación Española de Atletismo, la declaración de Conjunto Histórico del Casco de Talavera, el futuro traslado de la Escuela Municipal de Idiomas (EOI) en su nuevo emplazamiento al antiguo IES Padre Juan de Mariana, la creación del Conservatorio de Música, si bien este proyecto responde a una iniciativa privada y «debería ser pública».

La creación del Centro de Atención para personas con Discapacidad Intelectual Grave (CADIG) 'Aurelio de León', la Unidad de Media Estancia (UME)de Salud Mental, el protocolo ictus, la Unidad de Paliativos, el PEC-TAL, entre otros.

Estos últimos avances se ciñen al ámbito sanitario, si bien en este área la Mesa por Talavera otorga un «suspenso» al balance de logros cosechados en relación a las reivindicaciones. No es el caso del ámbito patrimonial, en el que desde la Mesa por Talavera se encuentran «satisfechos con el ritmo que está teniendo la recuperación y puesta en valor del patrimonio» de la mano de fondos EDUSI y de la ITI.

Para los integrantes de la Mesa por Talavera «lo que va muy despacio» es todo aquello relacionado con las infraestructuras, ámbito en el que creen que se ha logrado «parcialmente» el cierre de la Circunvalación Sur puesto que «es un solo carril y lo queremos desdoblado».

En lo que respecta a la red ferroviaria critican que haya «cero presupuesto» a la red convencional de tren, otorgando de igual manera un «cero» a los avances en el proyecto de la plataforma logística, pese al anuncio de la creación de un área industrial logística en una nueva ubicación por considerar que se empieza otra vez «desde cero».

En lo que respecta al desdoblamiento de los accesos a Talavera por la antigua N-V, los avances van «muy despacio», como también sigue sin materializarse la inclusión de Talavera en la lista de municipios que forman parte del convenio en materia de transporte con la Comunidad de Madrid de cara a beneficiarse de las ventajas del abono E2.

Por todo, consideran que si bien es cierto que ha habido avances, «todavía el ritmo es demasiado lento» y además el Pacto por Talavera y su Comarca firmado en 2018 a raíz de la manifestación del 11-N «es muy extenso y faltan muchas cosas por hacer, sobre todo las que con competencia del Estado en materia de infraestructuras, transportes y comunicaciones».

Dicho pacto aún no ha sido suscrito por la administración central, algo que sí hicieron las administraciones local, provincial y autonómica, quienes se comprometieron a reunirse una vez al mes para informar de los pasos y consecución de los puntos que se incluyeron en este documento.

«A este ritmo nos costará mucho, mucho cumplir ese pacto al que se comprometieron las administraciones y por lo tanto la recuperación se va a dilatar», expuso Muñoz.

Por todo, subrayan la necesidad de que este Pacto sea suscrito por la Administración central, desde donde se ha actuado tan solo en la sustitución de trenes porque los de antes «salían ardiendo», aunque a hora «siguen los retrasos y averías».

Además, apuntó a la necesidad de que el pacto suscrito sea flexible para poder ir incorporando «problemas nuevos que antes no existían» como es el caso del soterramiento en relación al proyecto del AVE.