4.200 donantes de sangre nuevos

LT
-

Los centros de transfusión de Castilla-La Mancha han registrado en los siete primeros meses del año 2019 un crecimiento del 4% en las donaciones de sangre con respecto al mismo periodo del año anterior, consiguiendo 44.000 extracciones

4.200 donantes de sangre nuevos - Foto: Alejandro Serrano

Los centros de transfusión de Castilla-La Mancha han registrado en los siete primeros meses del año 2019 un crecimiento del 4% en las donaciones de sangre con respecto al mismo periodo del año anterior, consiguiendo 44.000 extracciones.
Además, de enero a julio de este año, más de 4.200 castellano-manchegos han realizado su donación por primera vez, pasando a formar parte de la gran familia de donantes de sangre con la que cuenta la Comunidad Autónoma.
Según los datos facilitados por la Red de Hemodonación, Hemoterapia y Hemovigilancia, solamente en el mes de julio, en Castilla-La Mancha se ha producido un incremento de un 8% en las donaciones con respecto al mes de julio del año pasado, obteniendo un total de 6.334 donaciones.
La coordinadora de la Red, la doctora Elena Madrigal, ha expresado su agradecimiento a los donantes, por su fidelidad y compromiso; a los profesionales sanitarios, por su labor y a las Asociaciones y Hermandades de Donantes de Sangre, por su implicación. También recuerda que, para que los stocks de los hospitales estén cubiertos también en verano, es importante realizar donaciones antes de marcharse de vacaciones.
El objetivo de los Centros de Transfusión de Castilla-La Mancha es garantizar las reservas de sangre de todos los hospitales de la región, por eso, junto a las Hermandades y Asociaciones de Donantes de Sangre, los meses de verano promueven campañas para animar a la población a que acuda a realizar sus donaciones.
La doctora Madrigal ha recordado que en el periodo estival, todos los hospitales de Castilla-La Mancha desarrollan su actividad quirúrgica y asistencial con normalidad y se llevan a cabo todos los tratamientos de quimioterapia para las enfermedades oncológicas-hematológicas, el soporte para nuestros mayores, tratamientos para enfermedades renales, neurológicas y multitud de enfermedades que necesitan que haya componentes sanguíneos (hematíes, plasma y plaquetas) disponibles en todo momento.
Para cubrir las necesidades de los hospitales de Castilla-La Mancha, se necesitan unas 200 donaciones de sangre al día.