scorecardresearch

La Jara supone el 11% de la provincia y el 2% de población

C.S. Jara
-

Las 22 localidades jareñas, con 14.185 habitantes, se catalogan como zona de extrema despoblación en el decreto de la Junta sobre la clasificación de las zonas rurales

La Jara supone el 11% de la provincia y el 2% de población

La comarca de La Jara es una de las catorce zonas de Castilla-La Mancha catalogadas como de extrema despoblación. Una clasificación que se adjudica a agrupaciones de municipios con una densidad de población menor de 8 habitantes por kilómetro cuadrado y que ha quedado fijada en el reciente decreto que determina las zonas rurales de Castilla-La Mancha, en desarrollo de la Ley de Medidas frente a la Despoblación. 

Aprobado por el Consejo de Gobierno el pasado día 19, el decreto entraba en vigor este lunes tras su publicación en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha y certifica el diagnóstico inicial de la Estrategia Regional de Despoblación. Así, la comarca de La Jara es la única zona de la provincia en la situación de extrema despoblación que afecta a un total de 523 municipios en la región, el 57 por ciento de los existentes en Castilla-La Mancha. 

La provincia de Toledo es, con diferencia, la menos afectada por el fenómeno de la despoblación, concentrado en su mayor parte en la comarca de Talavera, donde se localizan la mayor parte de los municipios en riesgo, en intensa o en extrema despoblación. En total, 75 localidades, un 37 por ciento de las existentes la provincia, están consideradas como zonas escasamente pobladas y en riesgo de despoblación. Concentran a un total de 71.726 habitantes, el 10 por ciento de la población toledana, un dato que se puede considerar bajo, si se tiene en cuenta que en la región la proporción de habitantes en zonas escasamente pobladas o en riesgo de despoblación se eleva al 21 por ciento.

Toledo es, de hecho, la provincia que sale mejor parada, ya que en Albacete el 17 por ciento de la población está en zonas despobladas; en Guadalajara el 20 por ciento, en Ciudad Real el 21% y en Cuenca el 72%.

Dentro de la provincia es la comarca talaverana la que aglutina a la mayor parte de localidades despobladas. La Jara encabeza la clasificación, por tratarse de una zona en extrema despoblación. El decreto de clasificación de las zonas rurales confirma que los 22 municipios que forman la comarca jareña presentan esta situación. Suponen el 11 por ciento de las localidades de la provincia de Toledo, pero con sus 14.185 vecinos, solo representan el 2 por ciento de la población.

La Sierra de San Vicente y los Montes de Toledo son las dos comarcas que presentan una situación de intensa despoblación, es decir, que tienen una densidad de población de entre 8 y 12,5 habitantes por kilómetro cuadrado. Son un total de 28 los municipios en esta situación, que representan un 4 por ciento de la población provincial, con cerca de 26.000 habitantes. También en este aspecto la situación de Toledo mejora de forma notable la media regional, del 10 por ciento, y la del resto de provincias castellano-manchegas, con la excepción de Guadalajara, donde esta situación intermedia no se contempla, porque prácticamente toda la provincia se encuentra en riesgo de extrema despoblación. 

Sierra de San Vicente. La segunda de las tres comarcas talaveranas afectadas por el problema de la España vaciada incluye 19 municipios con un total de 7.415 habitantes. El Real de San Vicente, Castillo de Bayuela y Nombela son los de mayor población, sin que ninguno alcance el millar de vecinos, mientras que en el extremo opuesto se encuentra Sartajada, con 94 habitantes.

Ya fuera de la comarca de Talavera están clasificados con intensa despoblación los municipios de Hontanar, Menasalbas, Navahermosa, San Martín de Montalbán, San Pablo de los Montes y Las Ventas con Peña Aguilera, en la comarca de los Montes de Toledo, y Marjaliza, Urda y Los Yébenes. No obstante entre buena parte de estos municipios y los de la comarca talaverana hay un notable salto de población, con cerca de 6.000 vecinos en Los Yébenes o los más de 3.500 de Navahermosa.

En cuanto a las zonas en riesgo de despoblación, la más extensa se localiza también en el área de Talavera. Las 16 localidades de La Campana de Oropesa están dentro de las dos zonas de la provincia encuadradas en una situación que afecta a un total de 25 municipios, que representan el 2 por ciento de la población regional y el 3 por ciento de la superficie castellano-manchega, con una población de 31.693 habitantes. Se da la circunstancia de que el resto de provincias de Castilla-La Mancha no tienen ningún municipio clasificado como en riesgo de despoblación, que define a agrupaciones de localidades con una densidad de entre 12,5 y 20 habitantes por kilómetro cuadrado, con altas tasas de envejecimiento, evolución negativa de la población y una elevada significación del empleo agrario, entre otros factores. 

Esta situación afecta también a las localidades de Cabezamesada, Dosbarrios, La Guardia, El Romeral, Santa Cruz de la Zarza, Tembleque, Turleque, Villarrubia de Santiago y Villatobas, en otras zonas de la provincia.